El lodo arrastrado por una tormenta deja sin agua potable a Garganta la Olla

P. D. SAMINO

jaraiz. La tormenta de la madrugada del sábado arrastró lodo y ceniza depositada en la garganta Mayor, de la que se surte Garganta la Olla, cuyo caudal ha crecido y discurre con el agua totalmente negra, según informa el Ayuntamiento. «Ha arrastrado toda la suciedad situada en los laterales del cauce», manifiesta el alcalde, Antonio Muñoz.

Por este motivo, se ha cortado el suministro de agua a la población, con el agravante de que los manantiales alternativos apenas brotan, están prácticamente agotados. «Ya no manan como hace 20 días, con lo cual tendremos que recurrir otra vez a las cisternas», ha lamentado el primer edil garganteño, al no contar con suficiente agua potable. «Por todo ello, posiblemente, nos quedaremos sin agua para el abastecimiento», adelanta.

La ceniza mezclada con el lodo proviene de la sierra de Tormantos, que a finales de julio sufrió un gran incendio. El pasado 26 de agosto, otra tormenta, llenó la garganta Mayor de barro y ceniza que fueron a parar también a la garganta de Pedro de Chate, por lo que las zonas de baño de Garganta la Olla, Jaraíz de la Vera y Collado se vieron afectadas por este problema. Este desastre natural acabó, entonces, con la temporada de verano en los tres municipios.