Los juzgados se reabren en Navalmoral al garantizarse su seguridad

Los funcionarios regresando al Palacio de Justicia. :: MAM/
Los funcionarios regresando al Palacio de Justicia. :: MAM

La arquitecta del Ministerio certifica por escrito «que no corre peligro la vida de nadie» tras revisar el edificio del Palacio de Justicia

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Pasaban unos minutos de las doce del mediodía de ayer cuando se reanudó la actividad en el Palacio de Justicia una vez que la arquitecta enviada por el Ministerio confirmó que el edificio es seguro y que no existe peligro alguno, casi 24 horas después de desalojarse por los crujidos que se escucharon en varias ocasiones en la cubierta.

Así lo confirmaron a HOY, a la puerta de los juzgados, Cristina Blázquez, de CSIF, y Antonio Borreguero, de STAJ (Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia), quienes explicaron que la arquitecta vio el edificio «por dentro y por fuera y entregó un escrito al juez decano diciendo que no corre peligro la vida de nadie, para que pudieran entrar los funcionarios y se pudiera abrir al púbico».

En el transcurso de esa visita se levantó el falso techo y se revisó la cubierta, sin encontrar nada anómalo. Por eso no se explican de donde pueden provenir los ruidos, que a veces provocan chinas o salamandras, pero que en el caso del martes es evidente que no fue por ese motivo «al escucharse un estruendo, sobre todo el último, de lado a lado, como si fuera un resquebrajamiento y empezar a salir polvillo. Si vuelven a producirse les han dicho que avisen, pero insisten que no hay ningún peligro. Que existe seguridad absoluta».

«Hay muchísimo trabajo»

Sobre cómo afecta al funcionamiento de los juzgados un día sin actividad, Cristina Blázquez apuntó que es evidente que se va a notar, porque hay «muchísimo trabajo. El martes, por ejemplo, había un detenido puesto a disposición judicial, se tuvieron que ir al cuartel y sacar el auto. Se retrasa todo. Los funcionarios tendrán que espabilar y echar horas que no les va a pagar nadie».

Aprovechando la visita de la arquitecta, y del adjunto a la Gerencia, sindicalistas y funcionarios les plantearon la necesidad de solucionar de manera inmediata la ausencia de aire acondicionado y calefacción «puesto que llueve sobre mojado ya que se lleva años arrastrando. En invierno se congelan y en verano se asfixian. Lo han estado mirando y hemos quedado en hablar el jueves para ver que nos dicen»

 

Fotos

Vídeos