Una joven morala, elegida corresponsable de IU Exterior

Nerea Fernández en el Parlamento Europeo. :: HOY/
Nerea Fernández en el Parlamento Europeo. :: HOY

Nerea Fernández, que se marchó hace cinco años para encontrar trabajo, reside en Dublín

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Una joven natural de Navalmoral que reside en Dublín, Nerea Fernández Cordero, es la nueva corresponsable de Acción Política de IU Exterior, un cargo que comparte con Pilar Moura desde Buenos Aires. Fue nombrada en el transcurso de una reunión que la comisión coordinadora de la Federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) celebró días atrás en Berlín, en sustitución de Paula Velasco, retornada a España.

«Estoy muy ilusionada y motivada por contribuir al excelente trabajo que ya se estaba realizando desde Acción Política junto a las demás compañeras», decía la joven morala en la página web de la formación. «Personalmente, será un reto sustituir a mi compañera Paula, un ejemplo de lucha y compromiso, de quien tanto he aprendido». Para la nueva corresponsable de Acción Política, «nos enfrentamos a un panorama bastante desolador, donde la extrema derecha está llamando a las puertas de nuestro país y de Europa». Por ello, cree que las próximas elecciones en España son «decisivas y, una vez más, se nos ponen las trabas del voto rogado a la población en el exterior».

Nerea explicó a HOY que el cometido de IU Exterior es «estar presente en todos los conflictos a los que se enfrenta la ciudadanía española fuera». Como ejemplos pone el voto rogado; la Ley de Descendencia, «muy presente en Latinoamérica», o la problemática de las empresas de trabajo temporal en Holanda, «con muchos españoles que se han encontrado que les están explotando laboralmente o no les pagan lo que les tienen que pagar. En definitiva, estar al tanto de todo lo que está pasando y movilizar a la militancia que hay en el exterior para que participe y trabaje».

Ganas de volver

Sobre su experiencia personal, se marchó hace cinco años de Navalmoral y de España «porque no hay mucho trabajo», pero tiene ganas de volver porque echa mucho de menos su tierra. Eso sí, lo ve complicado a corto plazo por las condiciones laborales, «y más en Extremadura, donde son muy precarias».

En España estudiaba la carrera de Psicología, que dejó a medias al irse y que quiere terminar cuando regrese. Primero estuvo un año en Alemania y ya lleva cuatro en Irlanda, donde trabaja en educación infantil.

Para terminar, apunta que «baja» a Navalmoral siempre que puede, aunque no podrá hacerlo estos carnavales, lo que siente enormemente.