La iglesia de San Francisco se llena para el pregón de Semana Santa