La fotovoltaica de Talaván inicia su construcción y generará 600 empleos

Máquinas ayer en los trabajos de construcción de la planta fotovoltaica de Talaván. :: hoy/
Máquinas ayer en los trabajos de construcción de la planta fotovoltaica de Talaván. :: hoy

La inversión rondará los 240 millones y se estima que pueda comenzar a producir el próximo año, cuando esté lista la subestación de Cañaveral

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Con la declaración de impacto ambiental (DIA) favorable desde 2014 pero frenada por otros requisitos administrativos y una financiación asegurada, la que será la segunda planta fotovoltaica más grande de Extremadura inicia al fin sus obras. Talasol Solar, la fotovoltaica de Talaván (mancomunidad de Tajo-Salor) ha empezado a construirse a mitad de junio. La renovable, de 300 megavatios (MW) de potencia, se desarrolla sobre cerca de 615 hectáreas de la finca municipal Camacho, en la carretera entre Talaván y Cáceres, al lado del cruce para ir a Monroy o Torrejón el Rubio.

Más información

La previsión es que esté concluida a finales del próximo año, casi al mismo tiempo de que Red Eléctrica termine la nueva subestación eléctrica diseñada en Cañaveral, que es su punto de evacuación.

«Es una gran noticia, con un impacto muy positivo para el pueblo (820 vecinos). Son tantos años de espera que ahora ver que el proyecto empieza a ser realidad es una grandísima alegría», reseña Francisco Miguel del Barco Collazos, alcalde talavaniego. El Ayuntamiento ha cobrado 2,4 millones por el canon urbanístico y otros 640.000 euros por el ICIO (Impuesto de Construcción, Instalaciones y Obras). Queda pendientes cobros por otros impuestos.

El regidor pasa buena parte de cada jornada en la finca en la que decenas de máquinas y operarios han comenzado la construcción de la renovable que producirá 565 GWh (gigavatios/hora), equivalente al consumo eléctrico anual de unas 170.000 viviendas. El cálculo es para una vivienda media de tres personas.

«Los promotores de la planta solo les interesa 615 hectáreas pero el resto de la finca municipal, son 2.400 en total, sigue teniendo aprovechamiento ganadero y hay que compatibilizar los dos usos», agrega Del Barco.

El promotor del proyecto es el grupo israelí Ellomay Capital a través de la sociedad Talasol Solar. Espera generar unos ingresos anuales de entre 20 y 25 millones de euros gracias a la electricidad que se genere del parque talavaniego.

Los principales números de la planta revelan su dimensión. La inversión rondará al final los 240 millones de euros (inicialmente se habló de unos 260 millones pero la reducción de costes en la energía fotovoltaica está aligerando su coste).

Otra estadística notable es la mano de obra requerida para su construcción. Se llegará a 600 trabajadores en el momento punta de los trabajos de construcción. Cuando esté terminada, la plantilla fija será de entre 20 y 30 empleados.

La renovable se ubicará exclusivamente en el término de Talaván aunque implica actuaciones también en los términos de Casas de Millán, Hinojal y Santiago del Campo.