Alcántara no celebrará su Festival de Teatro por primera vez en 35 años

Representación teatral en Alcántara en 2012. :: hoy/
Representación teatral en Alcántara en 2012. :: hoy

La Comisión Jurídica estima el recurso de una de las empresas contra la adjudicación del Ayuntamiento para su organización

Laura Alcázar
LAURA ALCÁZAR

Alcántara no celebrará este año la 35 edición de su Festival de Teatro Clásico, que estaba prevista del 7 al 11 de agosto. Se trata de una de las citas estivales de referencia en el panorama cultural extremeño y parada obligada para las compañías nacionales que cada año suben al majestuoso escenario del Conventual de San Benito. La Comisión Jurídica de Extremadura ha decidido estimar el recurso interpuesto por una de las empresas que concurrieron a la licitación del contrato de explotación del festival. La madrileña Servicios Especializados en Distribución Artística S.L. (SEDA) recurrió la adjudicación que, por segundo año consecutivo, se resolvió en favor de La Tropa Produce.

SEDA aduce «irregularidades» en el proceso y «falta de documentación» en el expediente de contratación. Su director, Lope Ángel García, declaró ayer a este diario que el contrato se redactó en base a una oferta económica a la baja y «no a una programación de calidad para ver quién es el más competitivo». «No le han dado importancia al criterio artístico sino a la cuantía económica», lamentó García.

El pliego de cláusulas administrativas otorgaba 15 puntos por una baja de 3.000 a 4.000 euros en el presupuesto base de licitación que ascendía a 85.000 euros. Tres de las cuatro empresas que se presentaron empataron en puntos, entre ellas SEDA y La Tropa Producciones. El desempate se produjo por sorteo y SEDA denuncia que no se les comunicó la fecha de celebración, motivo que les llevó a solicitar información del expediente y recurrirlo. «Hay carencias graves en la documentación del proceso», afirma García, que subraya que Alcántara «no se merece cómo ha llevado la administración el concurso». «Es una falta de respeto a su vocación teatral», añade.

Esta es la segunda licitación que el Ayuntamiento de Alcántara inicia en este año para la gestión del festival. La primera se publicó en enero y también fue recurrida por SEDA porque se valoraba la experiencia en proyectos similares cuando la Ley de Contratos del Sector Público no lo recoge.

Las deficiencias de ese pliego se subsanaron y se inició un nuevo procedimiento que ha concluido con la suspensión del certamen a escasos días de su inicio. «Es de una temeridad absoluta -decía ayer el responsable de SEDA- que a día 26 no esté la programación anunciada ni las entradas a la venta en un festival tan importante para las compañías de clásico».

La Tropa Produce, por su parte, emitió ayer un comunicado lamentando la decisión administrativa. Su director, Fernando de Luis-Orueta, aseguró que «los verdaderos perjudicados son los vecinos de Alcántara, los visitantes y los amantes del teatro y la cultura a quienes, con esta decisión, se les sustrae la oportunidad de disfrutar de uno de los eventos culturales más importantes del verano en Extremadura y en toda España».

La alcaldesa de la localidad, Mónica Grados, manifestó a HOY que el procedimiento, iniciado por el anterior alcalde, ambos del Partido Popular, se ha realizado a través de la plataforma de contratación del sector público, si bien reconoció que «es un poco compleja y no tenemos técnicos especializados».

La regidora avanzó que barajan soluciones alternativas para no quedarse sin teatro, entre ellas, contratar a El Brujo, cuya presencia es habitual en la programación del Festival de Alcántara. La idea es ofrecer al menos un par de obras y mantener la celebración de las actividades de calle.

El contrato estaba divido en dos lotes, uno para la organización de las representaciones principales, que son las que se suspenden, y el otro para la programación paralela, a cargo de Atakama. El presupuesto total del contrato era de 110.000 euros que aportaban la Junta, la Diputación de Cáceres y el Ayuntamiento, que ahora destinará sus fondos propios a improvisar una solución que pueda reemplazar este agosto a un Festival que se ha celebrado de forma ininterrumpida durante los últimos 34 años.

Más