El equipo de gobierno de Navalmoral defiende su gestión sobre la Policía Local

La alcaldesa y los dos portavoces municipales. :: MAM/
La alcaldesa y los dos portavoces municipales. :: MAM

Rechaza las críticas de PP y Vox, a quienes acusa de mentir y de «crear un miedo infundado»

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El gobierno municipal rechaza, en un amplio comunicado, las críticas de PP y Vox sobre su gestión en torno a la Policía Local, a la vez que quiere lanzar un «mensaje de calma ante ese miedo infundado en el que pretende instalarnos la derecha».

Los responsables municipales explican que han estudiado con los servicios jurídicos las «falsedades» lanzadas por el portavoz popular, Jaime Vega, al tiempo que lamentan que en lugar de tener una actitud positiva «solo se dedican a tensionar y crispar la labor de este Ayuntamiento y especialmente la de la Policía, intentando minar la imagen de nuestro cuerpo policial y de los funcionarios, cansados de ser recurrentes en las notas de prensa del PP y Vox ante la ausencia de un proyecto alternativo».

En ese sentido les resulta curioso que «pretendan dar lecciones de gestión» unos días después de aprobarse en junta de gobierno la convocatoria de siete plazas de agente de Policía, para las que ya se han recibido las primeras solicitudes, y cuando se trabaja para ampliar aún más la plantilla.

Asimismo señala que «es mentira que la alcaldesa se comprometiera a reducir las horas a la plantilla policial días antes de las elecciones municipales» y que, por el contrario, se garantiza en cada turno la seguridad ciudadana. «Para ello hay un jefe de servicio que organiza la distribución y desde la concejalía del área se han tomado las medidas internas necesarias para que puedan cubrirse la totalidad de los turnos hasta la llegada de los nuevos agentes. En las ocasiones que ha sido necesario reforzar un servicio concreto, se ha podido hacer gracias a los profesionales que forman las patrullas».

Horas extraordinarias

En cuanto a la cuantía de las horas extraordinarias que denunció el PP, se dice que eso supondría cobrar sueldos de 15.000 euros al mes o de 180.000 al año, lo que es una «absoluta atrocidad».

«Las gratificaciones por jornadas extraordinarias son públicas y vienen recogidas en el convenio de este Ayuntamiento, que fue modificado a los pocos meses de ser investida Raquel Medina y que todos los sindicatos alabaron al recuperar derechos que se habían perdido con el anterior alcalde del PP», se dice.

Para terminar, el gobierno municipal recuerda que anualmente se aprueba una partida de productividad y gratificaciones para los empleados públicos, para cubrir las eventualidades que pudieran surgir, «y cuyo abono siempre viene precedido de un informe por parte del jefe de servicio de cada departamento. Este año se han destinado 70.000 euros, un 0,004 % del presupuesto del Ayuntamiento, y del que actualmente, a cuatro meses y medio para finalizar el ejercicio, aún está disponible el 40%».