Elogios, emoción y lágrimas en la despedida de la Corporación morala

Quizá esta sea la última fotografía de la actual Corporación al completo. :: MAM/
Quizá esta sea la última fotografía de la actual Corporación al completo. :: MAM

Más de la mitad de los concejales no seguirán tras las elecciones municipales

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El pleno extraordinario que celebró en la tarde del martes la Corporación municipal sonó a despedida, aunque todavía no se haya cerrado la legislatura. Pero así fue por la sucesión de agradecimientos, elogios, felicitaciones y hasta lágrimas que brotaron tras las intervenciones de los concejales que no van a continuar, como Belén Vázquez, Lorenzo Sánchez, Dolores Yuste, Miguel Ángel Sierra y Nuria Flores, y las cariñosas palabras hacia ellos de la alcaldesa, Raquel Medina.

La sesión se abrió con el agradecimiento de la primera edil a todas las personas, entidades, colectivos, trabajadores municipales y concejales que han colaborado en el desarrollo de los Jedes, y en especial a Belén Vázquez y Ángela Miguel. A partir de ahí, y tras varios asuntos de trámite, tomaron la palabra ediles que abandonarán el Consistorio. La primera Belén Vázquez, que reivindicó la condición de morala que todavía le niegan algunos, a pesar de llevar 30 años en Navalmoral, y su dedicación al Ayuntamiento, además de pedir disculpas si en algún momento su vehemencia ha podido molestar a alguien. Algo que rechazó Raquel Medina, para quien esa vehemencia es señal de creer en lo que se defiende.

Después el popular Lorenzo Sánchez agradeció a Pepe Pascual que le ofreciera ser concejal, uno de los sueños de su vida junto con ser entrenador del Moralo, que también ha cumplido. Eso sí, no dejó escapar la oportunidad de afear a los dirigentes locales del PP que haya recibido ofertas para ir en candidaturas de varios partidos, pero no de ellos, aunque dejó clara su intención de no seguir.

Entre lágrimas intervino a continuación Dolores Yuste, para insistir en lo duro que ha sido el último año y medio sin contar con el apoyo de su partido, pero con la satisfacción de hacer lo que creían mejor para Navalmoral. Algo parecido manifestó, muy emocionado, Miguel Ángel Sierra. De la primera la alcaldesa dijo que era muy fácil trabajar con ella. Del segundo, que es una persona «excepcional» con la que quiere contar «esté donde esté a partir del día 26». También se despidió la edil de Cultura, Nuria Flores, elogiando a los técnicos municipales por lo que ha aprendido de ellos, en especial del secretario, Isaac Valverde. Antes Ángela Miguel -que sí repite como candidata al frente del Grupo Independiente- expresó su alegría por haber podido trabajar en los últimos cuatro años, «lo que antes no pudimos porque no nos dejaron».

Para todos tuvo palabras de reconocimiento Raquel Medina, quien cerró el pleno con las mismas palabras que abrió la legislatura, que para ella era un orgullo ser alcaldesa de su pueblo, «y más con estos concejales».

La sesión terminó con una fotografía de familia de la Corporación saliente.