Digitalizan documentos de carácter genealógico del Archivo Municipal de Trujillo

Marisa López y Jesús de la Piedad. :: JSP/
Marisa López y Jesús de la Piedad. :: JSP

Es una labor que se ha hecho con un convenio con el apoyo de la iglesia de los Mormones

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El trabajo comenzó en septiembre del año pasado y acaba de terminar. Se trata de la digitalización de cientos de documentos relacionados con padrones de vecinos, así como del registro civil de nacimientos, matrimonios y quintas que están reguardados en el Archivo Municipal de Trujillo. Van desde 1708 hasta 1960. Esta labor ha sido realizada por el especialista Jesús de La Piedad, para la iglesia de los Mormones, a través de la entidad Family Search.

La archivera municipal, Marisa López, explica que antes de llevar a cabo esa tarea de microfilmar y digitalizar los documentos de carácter genealógico, se firmó un convenio. A cambio de dejar hacer esa labor, el Ayuntamiento dispondrá de una copia completa con toda esa información.

López considera que, ahora, se va a disponer de unos valiosos datos en formato digital y accesible. Este hecho hará que los originales se puedan conservar mejor. Tiene claro que, si no fuera por este acuerdo, hubiese sido muy complicado hacer esta labor.

Mucha información

De la Piedad reconoce que en el archivo trujillano se ha encontrado con mucha información. Prueba de ello es que, por sus manos, han pasado documentos de unas 200 cajas. Para esa digitalización, ha necesitado casi un año, trabajando siete horas diarias. Antes, este trabajo lo llevó a cabo en el archivo de Cáceres, aunque el proyecto no duró tanto, puesto que no había tanta información. Quizá, lo más llamativo que se ha encontrado en Trujillo han sido algunas fotografías, así como pasaportes del siglo XVIII, que vienen firmados por las aduanas y fronteras por donde pasaron sus propietarios.

Destaca el apoyo que ha tenido de Marisa López para hacer este trabajo. Toda esa información estará en la web de Family Search. La archivera municipal señala que, a partir de ahora, una persona, desde cualquier parte del mundo, podrá consultar esta información para construir su raíz genealógica.

Ya, en el Archivo Municipal se hizo un trabajo de digitalización de documentos desde el siglo XIII al XVI. Ahora faltaría hacer esa misma labor desde el XVII al XIX.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos