Detienen en Alcántara a un hombre que había abandonado sin agua ni comida a 18 caballos

Detienen en Alcántara a un hombre que había abandonado sin agua ni comida a 18 caballos

En la finca no había abrevadero con agua y la charca próxima estaba seca

REDACCIÓN

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza de Valencia de Alcántara (Cáceres) han detenido a un hombre de 40 años de edad, vecino de Mata de Alcántara, que había abandonado a 18 caballos en una finca situada en el término municipal de Estornino-Alcántara.

Los animales fueron encontrados en situación de extrema delgadez, uno de ellos muerto, debido a una prolongada falta de agua y comida.

Según indica la Guardia Civil en una nota de prensa, la detención del supuesto autor de este delito de abandono y maltrato animal se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración ciudadana.

La investigación se inició el pasado día 16 de julio, cuando agentes de la Guardia Civil de Alcántara y del Seprona de Valencia de Alcántara tuvieron conocimiento de la existencia en una finca situada en el término municipal de Estornino-Alcántara con 18 caballos en mal estado, uno de ellos muerto.

Agentes del Seprona, en compañía de veterinarios de la Junta de Extremadura, inspeccionaron dicha finca observando los equinos en extrema delgadez. La extrema delgadez que presentaban y la caquexia acuciada de algunos de los animales, hacía presagiar que de no acometer medidas urgentes, sobre todo de hidratación, la situación de muchos de ellos sería irreversible.

En el lugar, fue hallada una yegua muerta, que por su estado hizo pensar a los facultativos que la muerte se había producido escasas horas antes.

Durante la inspección realizada en toda la finca no se halló abrevadero con agua, si bien, existía una charca, sin agua, con barro aún húmedo, barro que tenían varios potros en la cabeza, signo inequívoco de la búsqueda desesperada de agua.

Para intentar paliar los daños en los animales, la Guardia Civil solicitó la colaboración del Ayuntamiento de Alcántara, trasladando de forma inmediata una cuba de agua de 600 litros a la finca. El agua tuvo que ser suministrada a los equinos según instrucciones de los facultativos de la Junta de Extremadura, de manera pautada para evitar el sobreconsumo, ante el riesgo de que los animales sufrieran un colapso. En este proceso, que duró varias horas, participaron tanto Guardia Civil como veterinarios y operarios del Ayuntamiento.

Por esta razón, los agentes procedieron a la detención del vecino de Mata de Alcántara (Cáceres), por un delito de abandono y maltrato animal, ya que era el encargado de la custodia y mantenimiento de los mismos.

Los hechos fueron notificados los hechos al propietario de los equinos, residente en Almería, que se traslado de forma inmediata hasta esta finca de Cáceres para hacerse cargo de los animales y tomar las medidas necesarias para su bienestar.

No obstante, la Guardia Civil continúa vigilando para que se cumplan las medidas mínimas de salubridad y alimentación de los equinos.

Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas actuaciones.