Desarticulan una banda criminal que robó maquinaria en Cáceres para exportarla a Marruecos

Desarticulan una banda criminal que robó maquinaria en Cáceres para exportarla a Marruecos

REDACCIÓN

La Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada a la exportación de maquinaria robada a Marruecos.

En la operación, que comenzó tras el robo de maquinaria en el municipio cacereño de Torrejoncillo, han detenido a once personas por pertenencia a organización criminal, contrabando, robo con fuerza en las cosas y tráfico de estupefacientes. Además han recuperado maquinaria que estaba lista para ser exportada a Marruecos.

Según detalla la Guardia Civil en nota de prensa, la investigación se inició hace un año con el robo de un rodillo de compactar, valorado en 100.000 euros, en el municipio cacereño. De esta manera, determinaron que detrás del robo había una organización criminal y que tenía ramificaciones por todo el país.

Como resultado de la operación han detenido a siete personas de nacionalidad española como presuntos integrantes de la organización; además se han esclarecido seis delitos de robo cometidos en las provincias de Cáceres, Alicante, Cuenca y Madrid, robos cuya maquinaria tenía un valor de 300.000 euros, recuperándose parte de esta en los puertos de Motril (Granada) y Algeciras (Cádiz), valorada en 164.500 euros.

Paralelamente a la operación, la Benemérita averiguó que uno de los detenidos pertenecía a otra organización -compuesta por cinco integrantes- que se dedicaban al tráfico de estupefacientes, consiguiendo aprehenderles diferentes sustancias (cocaína, hachís y marihuana). Este grupo tenía un punto de venta en uno de los domicilios registrados. Entre los cinco detenidos de esta segunda organización, uno de ellos es de nacionalidad colombiana y el resto españoles.

Cómo funcionaba la organización

Como explican, cada uno de los integrantes tenía funciones muy específicas dentro del entramado de la organización, desde la localización y obtención de información de la maquinaria a robar, la conducción de vehículos pesados para el transporte de la maquinaria sustraída, la manipulación o troquelado de los números de bastidor, la expedición de documentación para conseguir la apariencia legal de la maquinaria y su recepción en suelo marroquí.

Igualmente, la Guardia Civil averiguó que los remolques que utilizaban para el transporte, también eran robados.

La maquinaria salía del país sin que se le realizara ningún tipo de inspección; para ello utilizaban una empresa exportadora con largo recorrido, «la cual gozaba de la confianza suficiente para la exportación, asignándole lo que se denomina 'canal verde', que supone la autorización automática sin pasar ningún tipo de revisión en la aduana», recoge la nota.