Cruz Roja se une a las actividades de la Noche en Blanco de Navalmoral

Ambiente en el peatonal en la Noche en Blanco del comercio. :: MAM/
Ambiente en el peatonal en la Noche en Blanco del comercio. :: MAM

Se celebró ayer con la participación de 55 establecimientos de distintos sectores

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Cruz Roja, a través del Plan de Empleo que tiene en marcha la institución, se sumó ayer a la celebración de la Noche en blanco del comercio. Una campaña de dinamización comercial en la que participaron 55 establecimientos de distintos sectores, que abrieron hasta las once de la noche ofreciendo promociones, ofertas, descuentos y sorteos.

A la actividad comercial propiamente dicha se unió la cultural con la actuación en distintos puntos del casco urbano de la Banda de Música y de la Escuela Municipal de Música. Todo ello organizado por Kambalaya Eventos, la empresa adjudicataria del concurso convocado para encargarse de su gestión, con una subvención de la Junta de Extremadura de 4.000 euros.

En lo que se refiere a Cruz Roja aportó bolsas de papel, para guardar las compras, con el lema 'Las etiquetas solo para los productos', con la intención de «concienciar, sensibilizar y cambiar la mentalidad para eliminar barreras y estereotipos promoviendo la integración».

Pero también les pareció que era una «buena oportunidad» para hacer llegar al mayor número de personas los programas que desarrollan en materia de empleo, según explicaron sus técnicos, Azahara Santos y Marta Espinosa.

Campaña consolidada

En la presentación de esta cuarta Noche en blanco, el concejal de Empleo y Emprendimiento, Iñaki Rodríguez, aseguró que se trata de una campaña «ya consolidada» que iniciaron los comerciantes locales en 2016, con la colaboración del Ayuntamiento, pero que desde el año pasado financia la Junta de Extremadura, cambiando las fechas del otoño a junio a petición de los empresarios implicados.

Asimismo apuntó el concepto cultural que lleva aparejado, con actuaciones musicales en la calle, y la participación social, como la propia Cruz Roja, Acapyme o el colectivo de comerciantes de Pablo Luengo y Gabriel y Galán.

Para terminar, mostraron su satisfacción por poder colaborar en la iniciativa Sandra Blázquez y Vanesa, las fundadoras de Kambalaya, una empresa local de reciente creación dedicada a la organización de eventos y bodas. Ambas destacaron la ilusión de los comerciantes y las «ganas de participar de la gente».