El cronista oficial Ramos Rubio sugiere cambiar el nombre de Belén

Ramos con el alcalde y el concejal en la presentación del libro. /  J.S.
Ramos con el alcalde y el concejal en la presentación del libro. / J.S.

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La propuesta la hizo el cronista oficial de Trujillo, José Antonio Ramos Rubio, en la presentación del libro 'Belén y su territorio', basado en la historia de este núcleo de población. Tuvo lugar el 29 de julio. Ante numerosos asistentes y junto al mandatario trujillano, Alberto Casero y al concejal anfitrión, Rafael Rebollo, sugirió a los vecinos recuperar el nombre antiguo de este núcleo de población, Vegas de Papapalbas. Recordó que en 1728, se cambió ese nombre por 'Nuestra Señora de Belén', denominación dada por el obispo de aquella época a la iglesia parroquial.

La propuesta de Ramos Rubio fue que este núcleo pasara a llamarse Belén de la Vega de Papalbas o Belén de Papalbas.

En ese momento, esa propuesta no pasó a más. Ramos aseguró que solo era una opinión personal. Parecía que la idea había pasado desapercibida. Nada más lejos de la realidad. Con el paso de las semanas, la sugerencia no cayó en saco roto, al menos, entre algunos vecinos. La alternativa dada por Ramos gustó.

Fuentes de la Asociación de Mujeres de Belén aseguran que les gustaría recuperar las raíces de este núcleo de población. Por ello, se han mantenido conversaciones para estudiar la posibilidad de cambiar el nombre, uniendo el actual con el antiguo.

Ante esta posibilidad, en agosto se llevaron a cabo los primeros movimientos. La idea fue hacer una consulta entre los vecinos, durante las fiestas patronales de Belén. Es una de las épocas del año que más población hay en este arrabal trujillano. Para ello, se pidió colaboración al Ayuntamiento, según fuentes municipales. También se llevó a cabo un boceto de papeleta, con la intención de marcar con una cruz las preferencias vecinales entre las dos propuestas realizadas por el cronista oficial de Trujillo. Sin embargo, por unas u otras razones, al final no se llevó a cabo.

Las raíces

La propuesta de José Antonio Ramos, por ahora, no está descartada. Fuentes del colectivo de mujeres recuerdan que es importante mantener esas raíces para las generaciones venideras. Eso sí, tampoco quieren perder lo actual. Por este motivo, no descartan llevar a cabo, de nuevo, alguna acción, en colaboración con alguna otra asociación de este núcleo de población. Antes de ello, habría que buscar el consenso de los vecinos.

Ramos ya dijo en su momento que ese cambio de nombre no necesita demasiados trámites, excepto la voluntad del municipio. Señala que se precisa un informe y que el Ayuntamiento lo eleve a las instancias competentes la propuesta para aprobarlo. En la presentación de este libro, recordó que ya ha habido cambios de nombres en otras poblaciones de la zona.