El Consistorio de Casar de Cáceres insiste para que las fiestas del Ramo sean de Interés Turístico Regional

La Mesa del Ramo es la tradición más destacada. / L. C. G.
La Mesa del Ramo es la tradición más destacada. / L. C. G.

La Junta de Extremadura ha denegado la petición del Ayuntamiento, que volverá a solicitar esta distinción

LUCIA CAMPÓN

El Ayuntamiento casareño volverá a presentar la ratificación del acuerdo, aprobado en sesión plenaria por PSOE y PP, para que la Junta de Extremadura reconsidere la petición de que las fiestas del Ramo sean declaradas de Interés Turístico Regional.

Un hecho que se lleva solicitando en los últimos años y que no termina de convencer pese a que, según el Consistorio, se cumplen todos los requisitos. Entre ellos se exige que las fiestas destaquen por su originalidad, tengan un valor cultural o gastronómico, una antigüedad de, al menos, 10 años y que se celebren de forma periódica (siempre el primer fin de semana de septiembre). Otro de los requisitos es que sean capaces de atraer a turistas. Y justamente este último aspecto es el que ponen en duda desde el Ejecutivo regional.

Según el alcalde, Rafael Pacheco, «no solo las disfrutan vecinos procedentes de distintos pueblos de la comarca sino también muchos antiguos emigrantes que retornan para disfrutar de las fiestas de su pueblo». Desde el Ayuntamiento se estima que cada año unas 10.000 personas son partícipes, de una forma u otra, de las fiestas del Ramo.

Por su parte, el portavoz del grupo de la oposición, José Lorenzo Rocha, manifestó que «la Dirección General de Turismo no tiene ni idea de las fiestas y por eso hay que darles un valor añadido, y poner todas las medidas necesarias para que la Mesa del Ramo sirva para que se conceda esta distinción». De esta forma apoyó la decisión del equipo de gobierno para volver a solicitar esta declaración.

En este sentido, el alcalde aseveró que agradece la colaboración e intentará «que algunas propuestas que recoge el Partido Popular en su programa electoral para las mejoras de las fiestas sean acogidas, así como la implicación de las peñas, con las que siempre contamos con el fin de que sean unas jornadas participativas».