Tirar Valdecañas tendrá más impacto negativo que el que pretende corregir, dice el CES

Tirar Valdecañas tendrá más impacto negativo que el que pretende corregir, dice el CES

El Consejo Económico y Social alerta en un estudio que la demolición traería pérdida de empleo y despoblamiento

REDACCIÓN

El Consejo Económico y Social de Extremadura (CES) considera que la demolición de Marina Isla de Valdecañas tendrá un escaso o nulo beneficio ambiental y acarrearía graves daños económicos y sociales, según ha informado la patronal Creex, entidad integrante del CES.

A través de un comunicado de prensa, la patronal extremeña informó ayer que el CES ha elaborado un dictamen en el que se refleja que la reversión a la situación previa de la Isla de Valdecañas «tendría un mayor impacto negativo que el que se pretende corregir vía ejecución de la sentencia».

El Tribunal Supremo confirmó en 2014 la ilegalidad del complejo turístico y ordenó la «reposición de los terrenos» a la situación anterior al proyecto urbanístico. De esta forma, el tribunal ordenó, literalmente, la «reposición de los terrenos» a la situación en que estaban antes de la aprobación del proyecto y anuló el decreto por el que la Junta de Extremadura autorizó el complejo turístico.

Según el citado dictamen del CES, del que se hace eco la Creex, la demolición del complejo provocaría pérdida de empleo, despoblación, merma de ingresos municipales y emigración en el entorno de los municipios donde se ubica, y «millonarios costes para la Administración en demoler las estructuras e indemnizar a los promotores».

En su primera parte, el dictamen del CES analiza el supuesto daño ambiental generado por la construcción en cuestión, poniendo sobre la mesa dos cuestiones: los valores medioambientales también deben tener una consideración como posible recurso para mejorar la vida de las personas, y toda actuación humana tiene efecto en el ecosistema.

Como evidencia más palmaria apunta a que el propio embalse de Valdecañas, en su construcción, «tuvo un impacto claro en la transformación del medio ambiente».

Seguidamente, y tal como relata la Creex, el dictamen hace referencia a los supuestos valores ambientales de la isla previos a la construcción del núcleo residencial, y alude al propio informe de la Estación Biológica de Doñana, donde se apunta a que «el valor ambiental de la isla de Valdecañas no era extraordinario».

«No destacaba por su calidad ambiental relativa» debido al intenso manejo humano en la zona, lo que lleva a que «la biodiversidad de la isla era probablemente menor que la del entorno», se añade.

Estas expresiones permiten asegurar que «no hay datos concluyentes que acrediten que la actuación urbanística ha incidido negativamente en la Isla de Valdecañas en relación a la situación medioambiental preexistente», según el dictamen.

El CSIC tiene hasta el 17 de junio para ampliar su informe

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tiene de plazo hasta el 17 de junio para contestar a las aclaraciones que se han solicitado sobre el informe que emitió respecto al complejo Marina Isla de Valdecañas. Así lo marca la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) en una providencia de fecha 16 de abril de 2019, informa Europa Press.

Han presentado peticiones de aclaración a la Estación Biológica de Doñana la Junta de Extremadura y las comunidades de propietarios del complejo. Por el contrario, Adenex, Ecologistas en Acción, la promotora y los ayuntamiento de El Gordo y Berrocalejo no han planteado ampliaciones de información.

Uno de los puntos que el CSIC deberá aclarar es la cantidad de residuos a eliminar en el caso de que el resort sea demolido. Según la Estación Biológica, serían 150.000 metros cúbicos. La Junta cree que esta cifra no tiene en cuenta los materiales de las edificaciones, y eleva la cifra a 1.250.000 metros cúbicos.