El buen tiempo se alía con la fiesta del Chíviri