«El auto nos respalda», valoran Adenex y Ecologistas en Acción

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

El auto del Tribunal Supeior de Justicia de Extremadura «respalda las pretensiones de las organizaciones ecologistas», valora Adenex, que recuerda que «esta cuestión de inconstitucionalidad fue solicitada por las asociaciones ecologistas en sus recursos». A ella se opusieron tanto los propietarios de chalés como la promotora del resort, y también la Junta de Extremadura, a la que este diario pidió ayer una valoración sobre la decisión de la Sala de lo contencioso-administrativo, sin que la solicitud recibiera respuesta.

Adenex destaca varias cuestiones que la Sala de lo contencioso-administrativo recoge en su auto, entre ellas el hecho de que la ley sobre la que se plantea la inconstitucionalidad se aprobara 20 días después de las primeras sentencias que declaran ilegal el resort. Y también que la propia norma, en su exposición de motivos, cite «los recientes pronunciamientos judiciales».

En esta misma línea, José María Trillo, abogado de Ecologistas en Acción, cree que la cuestión de inconstitucionalidad «es una buena noticia». «Ya la planteamos nosotros –recuerda– cuando nos pronunciamos contra el PGM (Plan General Municipal) de El Gordo, y es bastante obvio que estamos ante una ley de caso único, aprobada para evitar los efectos de las sentencias».

Por su pare, Luis Díaz-Ambrona, abogado de la mayor parte de los propietarios de chalés de Marina Isla Valdecañas, considera que «la cuestión de inconstitucionalidad planteada por el TSJ no tiene consistencia suficiente para prosperar».