El alcalde de Malpartida de Cáceres será juzgado por violencia de género

Alfredo Aguilera./HOY
Alfredo Aguilera. / HOY

La Fiscalía pide 10 meses de prisión para Alfredo Aguilera, que asegura ser «totalmente inocente»

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

La Fiscalía de Cáceres solicita 10 meses de prisión para Alfredo Aguilera, alcalde de Malpartida de Cáceres por el PP y diputado provincial, acusado de cometer «un delito de violencia de género, de lesiones leves» contra su entonces esposa, según el escrito al que ha tenido acceso este diario. Aguilera deberá sentarse en el banquillo próximamente en uno de los dos Juzgados de lo Penal de Cáceres como consecuencia de este proceso, que él afronta asegurando que es «totalmente inocente».

El pasado 27 de febrero, el Juzgado número 6, que se ocupa de los casos de violencia sobre la mujer, dictó auto de apertura de juicio oral. En el mismo concede un plazo de tiempo a Aguilera para presentar su escrito de defensa ante la petición de pena de la Fiscalía y de la acusación particular.

La Fiscalía señala en su escrito de acusación que procede imponer al alcalde de Malpartida de Cáceres las penas de «diez meses de prisión, privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tres años y prohibición de aproximarse, en un radio no inferior a 100 metros a A. L. (su exmujer), a su domicilio, lugar de trabajo, así como de comunicar con ella por cualquier medio por dos años». Además, «las penas privativas de libertad llevarán aparejada la inhabilitación especial del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena».

La acusación pública explica que el 29 de diciembre de 2016, Alfredo Aguilera y su exmujer se separaron de hecho, tras 15 años de matrimonio. Tienen dos hijos en común. Con anterioridad, el 13 de julio de 2016, mantuvieron una discusión en la que el acusado «zarandeó a su esposa, la empujó y le golpeó en las piernas».

Ella «no acudió a ningún centro médico», recoge el escrito de conclusiones provisionales, de tal forma que en la denuncia por supuestos malos tratos, presentada 14 meses después, en septiembre de 2017, no se adjunta parte de lesiones de ese día.

Antes de la denuncia, tuvo lugar el juicio de divorcio, promovido por el alcalde popular, en junio de 2017, y el 11 de septiembre del mismo año Aguilera denunció a su exmujer por presuntas coacciones, proceso que se ha archivado. El 25 de septiembre de 2017, ella presentó la denuncia acusando a su exmarido de «maltrato habitual, agresiones, amenazas y vejaciones». La Fiscalía pide por ello 10 meses de prisión.

La acusación particular, que representa a su exmujer, solicita que sea condenado a dos años: uno por maltrato y otro por amenazas. También pide que sea obligado a hacer 30 días de trabajos en beneficio de la comunidad por injurias.

El alcalde de Malpartida de Cáceres ha señalado a este diario que no cometió los delitos de los que se le acusan: «Soy totalmente inocente, nada tengo que ocultar y confío en la justicia», y sitúa la denuncia por violencia de género en el contexto del trámite de divorcio, que reconoce que ha sido muy conflictivo. «He perdido la cuenta de las denuncias, recursos e incidencias que se han presentado contra mí por múltiples motivos».

En este sentido, denuncia que lo que se pretende «es menoscabar mi imagen política y personal».