Agallas, el municipio salmatino que pidió ser extremeño

En mayo del año 2010, el ayuntamiento de la localidad salmantina de Agallas (146 habitantes ahora, 157 entonces) aprobó por unanimidad empezar el trámite administrativo para dejar de pertenecer a Castilla y León y pasar a ser un pueblo más de Extremadura. La medida fue sobre todo un modo de llamar la atención de las autoridades, a las que llevaban años reclamando sin éxito que les arreglaran las carreteras (el municipio está en las montañas de Las Hurdes y Las Mestas, a 900 metros de altitud).

Casi una década después, de aquello no queda más que el recuerdo. «Nos adecentaron las carreteras y el trámite no siguió adelante», informan desde el Ayuntamiento de este municipio salmantino que amagó con irse a Extremadura.