Las fiestas tendrán una nueva procesión el 30 de agosto

La bajada de la Virgen será el 25 de agosto. :: JSP/
La bajada de la Virgen será el 25 de agosto. :: JSP

Se hará con antorchas y estará presidida por la imagen de la Virgen de la Victoria

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La programación religiosa de las fiestas patronales contará con una gran novedad. Se trata de la 'procesión de antorchas en el año de la Misericordia', prevista para el 30 de agosto, a las 22.30 horas. El presidente de la hermandad Virgen de la Victoria, Javier Diz, detalla que se hará con motivo del año jubilar y del VIII centenario de la Fundación de la Orden de Predicadores Dominicos.

La comitiva estará presidida por la patrona. Saldrá desde la iglesia de San Martín al convento de las religiosas dominicas, en la plazuela de San Miguel. Seguidamente, irá hacia Margarita de Iturralde, Guía hasta la iglesia de San Francisco. El último tramo será calle Herreros, Hernando Pizarro, hasta, de nuevo, la plaza Mayor y San Martín. Diz apunta que se ha hecho un llamamiento a diversas entidades religiosas para que participen en esta procesión. Si tiene buena aceptación, se podría repetir al año que viene con el mismo o con otro itinerario.

El resto de la programación será la habitual. El 25 de agosto será la bajada de la Virgen, en procesión, desde el castillo hasta San Martín, acompañada por la banda de música de Trujillo 'Antonio Flores'. Después, esta agrupación ofrecerá un concierto en la plaza Mayor. Al día siguiente, comenzará la novena, en sus diferentes horarios. El predicador de la de las nueve de la noche será Fernando Alcázar, delegado de la Diócesis de Coria-Cáceres de la pastoral juvenil y universitaria y párroco de Alcuéscar y de Almoharín.

Un acto el 27 congregará a los matrimonios que cumplen sus bodas de plata y de oro en 2016. Al día siguiente, se presentarán a la Virgen los niños que han nacido en estos últimos 12 meses. Para el 2 de septiembre, tras la novena infantil, se hará una procesión por la plaza Mayor con una pequeña imagen de la Virgen. El día grande llegará el 3 de septiembre. Ya, a partir de las 9.30 horas, se iniciará el besapiés de la patrona. Por la noche, miles de personas entonarán el himno Salve en la plaza Mayor.

El punto final a los actos religiosos llegará el 4 de septiembre, con la misa Mayor. Será oficiada por el obispo de la diócesis Coria-Cáceres, Francisco Cerro. Seguidamente, la patrona será trasladada, de nuevo, al castillo. Se espera la participación de numerosas mujeres de mantilla en este último acto.

 

Fotos

Vídeos