El Seprona investiga a un hombre por un presunto delito de maltrato animal

El Seprona investiga a un hombre por un presunto delito de maltrato animal

El perro encontrado por la Guardia Civil estaba en un patio pequeño, rodeado de excrementos, lleno de garrapatas y en un estado de extrema desnutrición, atrofia muscular y anorexia

REDACCIÓN HOY.ES

El Seprona investiga un posible caso de maltrato animal. El pasado 21 de mayo, agentes de la Guardia Civil de Valencia de Alcántara tuvieron conocimiento de la existencia de un perro en pésimas condiciones de salubridad en la localidad de Piedras Albas (Cáceres). Los agentes localizaron al animal rodeado de excrementos en un pequeño patio de unos veinte metros cuadrados. Se trata de una hembra de boxer que presentaba signos de encontrarse en un pésimo estado de salud y cuidado; siendo visibles un gran número de garrapatas adheridas a su cuerpo.

Identificado su dueño, sólo aportó a los agentes una cartilla sanitaria que no recogía más tratamiento veterinario que el realizado al animal cuando tenía apenas dos meses de edad. Para velar por su salud, se requirió un dictamen veterinario que diagnosticó "parasitosis externa y desnutrición".

El día 23, ante la sospecha de un posible agravamiento del estado del animal, la Guardia Civil volvió a realizar un nuevo reconocimiento. Los veterinarios de la Junta de Extremadura diagnosticaron 'caquexia', es decir, un estado de extrema desnutrición, atrofia muscular, debilidad y anorexia; procediéndose a la intervención cautelar del animal por parte de los agentes y su entrega a la protectora El Refugio.

Con estos dictámenes veterinarios y las demás evidencias obtenidas durante la investigación, los agentes del Seprona instruyeron diligencias policiales en las que prestó declaración, en calidad de investigado, el propietario del animal.

El delito de maltrato animal está previsto en el artículo 337 del Código Penal y sancionado con una pena de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, sin perjuicio de que la condena pueda ser mayor si el animal fallece.