El alcalde de Acebo reconoce que no se ejecutan planes periurbanos de prevención de incendios

Efectivos trabajando este verano en la lucha contra el incendio de Gata:: HOY/
Efectivos trabajando este verano en la lucha contra el incendio de Gata:: HOY

El primer edil ha comparecido en la Comisión de Investigación de la Asamblea sobre el fuego de la Sierra de Gata y ha respaldado las evacuaciones de los vecinos

EFE

El alcalde de Acebo, el popular Francisco Javier Alviz, ha reconocido que los planes periurbanos de prevención de incendios no se llevan a cabo porque son "muy complicados y costosos".

Alviz ha comparecido hoy ante la Comisión no Permanente de Investigación para aclarar los hechos relacionados con el incendio acaecido el pasado verano en la Sierra de Gata, donde se quemaron unas 8.000 hectáreas, entre ellas casi el 90 por ciento de la superficie de Acebo.

más información

Al igual que afirmaron algunos técnicos que comparecieron ante la citada comisión, el regidor de esta localidad cacereña ha indicado que los planes de prevención periurbanos se habían llevado a cabo de forma mancomunada anteriormente, pero no se ejecutan en la actualidad, a pesar de que la zona sufre en verano numerosos conatos de fuegos.

El alcalde de Acebo ha recordado que el incendio se inició en dos focos distintos, en un monte de utilidad pública, el primero de los cuales se consiguió sofocar, lo que fue imposible en el caso del segundo, en una zona de montaña de acceso muy complicado.

Ha respaldado las evacuaciones de vecinos que se llevaron a cabo en la zona, en los momentos más intensos del fuego, ya que de lo contrario, ha dicho, hubiera habido que lamentar desgracias personales.

Francisco Javier Alviz ha indicado también que "el sentir general del pueblo", que no el suyo propio, es que hubo descoordinación en las labores de extinción del incendio, porque los vecinos, conocedores de la zona, proponían cómo actuar a los retenes, algo que éstos no aceptaban hasta recibir una orden de sus mandos.

Grupos de voluntarios

Alviz ha reconocido que la ley contempla la posibilidad de crear grupos de voluntarios tanto en la prevención como en la lucha contra los incendios forestales, algo que ahora, ha dicho, se llevará a cabo.

Ha explicado también que la finca mancomunal Los Baldíos era en los años 80 explotada por los vecinos, pero la poca generación de beneficios en zona de montaña llevó a su abandono y a que se extendiese la masa forestal de pino, una especie que arde con mucha más facilidad.

En ese sentido, ha adelantado que la intención del ayuntamiento es volver a gestionar la titularidad de estos terrenos para vigilar y exigir su limpieza.

El alcalde de Acebo se ha referido también a las labores de retirada de la madera quemada y ha explicado que la limpieza en los montes públicos está próxima a terminar y que posteriormente se acometerán estos trabajos en las fincas privados.

Por su parte, el alcalde Hoyos, el socialista Oscar Antúnez, en declaraciones previas a los medios antes de comparecer en la comisión, se ha felicitado de que en el incendio de Gata, a pesar de sus dimensiones, no hubiera que lamentar desgracias personales, y ha apostado por sacar de esta investigación una "visión constructiva" que impida que lo ocurrido este verano en la zona vuelva a repetirse.

Ha reclamado que "se tenga en cuenta a los vecinos", así como un cambio en la política forestal en Sierra de Gata, con una mayor atención a la limpieza de los montes y un cambio por el monocultivo del pino hacia especies autóctonas.

"En los últimos cuatro años el monte no estuvo lo suficientemente limpio", ya que sólo se llevaron a cabo "entresacas" de pinos, según Antúnez, que reclama, al igual que los vecinos de la zona, un mayor mosaico forestal con especies como el roble o el madroño, algo que sería posible en un plazo de tiempo razonable.

El alcalde de Hoyos ha dicho que se debe investigar "por qué hay tanto conato de incendio en Sierra de Gata" y quién quema el monte, algo que, a su juicio, también debe dilucidar la comisión creada en la Asamblea de Extremadura.