Fallece corneado un vecino de Moraleja en los Sanjuanes de Coria

Una imagen del suceso que circula por Whatsapp. /
Una imagen del suceso que circula por Whatsapp.

El varón, de unos 43 años, fue trasladado hacia las nueve menos cuarto de la noche al hospital del municipio y ha muerto mientras le practicaban una intervención en quirófano por herida de asta de toro

REDACCIÓN

Martín Corona, un vecino de Moraleja de 43 años, falleció ayer tras sufrir una grave cogida en los Sanjuanes de Coria (Cáceres). El hombre, que recibió varias cornadas de un toro cuando intentaba protegerse en los barrotes de la plaza, fue trasladado hacia las nueve menos cuarto de la noche y murió mientras le practicaban una intervención en el quirófano del hospital Ciudad de Coria.

contenido relacionado

Según el parte oficial, el fallecido sufrió una cornada en la zona abdominal con trayectoria transversal de 30 centímetros y evisceración completa y trayectoria ascendente de 45 centímetros que le rompió el diafragma, penetró en cavidad torácica y repuntó por espacio ínter costal tercero y cuarto.

El herido también presentaba una cornada en región inguinal con trayectoria interna y otra cornada ascendente, así como traumatismo craneoencefálico.

El suceso ocurrió durante la lidia del toro 'Guapetón', un ejemplar perteneciente a la ganadería de Luis Algarra Polera, con procedencia Juan Pedro Domecq y Díez, señalado con el número 41 y guarismo 0.

La lidia transcurría por cauces normales y ya se había tocado la segunda campanada, sobre las 20.25 horas de la tarde de ayer, cuando el toro cogió al vecino de Moraleja en los barrotes de la plaza ocasionándole dos cornadas de gravedad, en una de ellas el toro le clavó el pitón en el abdomen, rajándole su cuerpo.

Según señalaron algunos testigos, el hombre intentó protegerse en los barrotes, pero dejó una parte de su cuerpo descubierta y el toro, que era muy fuerte con buenas defensas, consiguió meter el cuerno derecho y cornear al vecino de Moraleja. El herido fue llevado al quirófano móvil de la calle Hornos. Debido a la gravedad de su estado fue trasladado al Hospital 'Ciudad de Coria', donde falleció sobre las 21.20 horas.

Un toro con mucho poder

'Guapetón' era un toro burraco con mucho poder y respetables pitones que dio un gran juego durante la lidia en la plaza. Un toro que mostró mucha nobleza acudiendo con presteza a la muleta de los maletillas que se recrearon con él con la franela a base de redondos, algunos de ellos de gran belleza. El animal llegó raudo a la llamada de los recortadores y además en una lance de la lidia lo saltó un mozo a cuerpo limpio.

Después de la mortal cogida, el toro se hizo dueño y señor de la arena de la plaza y a la tercera campanada salió por la calle Las Monjas en dirección a la plaza de San Pedro, teniendo gran movilidad en esta fase de la lidia, ya que el toro se le vio por diversos puntos del recinto amurallado. Alrededor de las 22.00 horas, Unai Simón Sarasa acabó con él de un certero disparo en la Plaza de la Catedral.

Coria no registraba un fallecido por asta de toro desde el año 2007, cuando un vecino de Coria falleció en la madrugada del 24 de junio a causa de las heridas que le provocó el toro 'Rosalejo', de la ganadería de Victorino Martín.

Los encierros de las Fiestas de San Juan de Coria son Fiestas de Interés Turístico Nacional desde 1976 y desde 2013 sus festejos han sido declarados por la Junta de Extremadura Festejos populares tradicionales.