El alcalde acusa al PSOE de mentir sobre la residencia en construcción

M. A. M.

El alcalde de Navalmoral, Rafael Mateos, acusó ayer a los concejales socialistas Raquel Medina e Iñaki Rodríguez de «mentir y tratar de confudir a los vecinos» en respuesta a las críticas que han hecho a la privatización de la residencia en construcción.

Mateos aclaró, primero, que no se trata de una privatización, puesto que la residencia seguirá siendo pública, sino que lo que se hará será encargar su encomienda a una empresa siguiendo el procedimiento que se establezca. Ahí se preguntó por qué al PSOE de Navalmoral le parece mal que se haga así cuando es lo mismo que hace su partido en otros muchos sitios, poniendo como ejemplos cercanos las residencias de Casatejada, Aldeacentenera y Torrecillas de la Tiesa, que gestionan empresas privadas pese a ser ayuntamientos con mayoría socialista.

Asimismo recordó que fue un gobierno del PSOE el que privatizó los servicios de agua y basura. «Y no digo que esté mal, sino simplemente que lo hicieron, por lo que no entendemos que ahora insistan en decir que lo privatizamos todo, cuando esas privatizaciones las inició el PSOE».

Por último lamentó su «desconocimiento de la ley» al criticar que haya dicho que la residencia pasará a la Junta en enero del 2016, cuando esa ley establece que los ayuntamientos deben cesar el 31 de diciembre del 2015 los servicios que no sean de su competencia.