Invierte 440.000 euros en los nuevos colectores de Acebo y Valverde del Fresno

Del Moral destacó la apuesta de la Junta de Extremadura por dotar al medio rural de servicios e infraestructuras del siglo XXI

JUAN R. NEGRO GALÁN

El consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del Moral, visitó días atrás la Sierra de Gata para analizar distintas actuaciones de su departamento en la comarca, entre ellas los nuevos colectores de aguas residuales en construcción en Acebo y Valverde del Fresno, con 440.000 euros de inversión. Del Moral destacó la apuesta de la Junta de Extremadura por dotar al medio rural de servicios e infraestructuras del siglo XXI, ya que estas inversiones fijan población, mejoran la calidad de vida de los ciudadanos y, en casos como el de Sierra de Gata, impulsan el turismo. El titular autonómico de Fomento inició su visita en Gata, donde se reunió con el alcalde, Miguel Ángel García Cayetano, para analizar las posibilidades de rehabilitación de inmuebles en el centro del municipio para transformarlos en viviendas de promoción pública. En la reunión estuvo presente el director general de Arquitectura y Vivienda, Manuel Lozano. También se analizaron la posibilidad de abrir en la comarca una oficina de turismo conveniada con la Junta, dado el peso que el sector turístico ha comenzado a tener en la zona. Por último, Del Moral asistió, junto al presidente de la Diputación de Cáceres, Laureano León, a la inauguración de las nuevas instalaciones auxiliares del Sepei en la localidad serragatina.

En Acebo, el consejero visitó, en compañía de la directora general de Carreteras y Obras Hidráulicas, Montaña Jiménez, el estado de las obras del colector, adjudicadas a la empresa Andiajoa con un plazo de ejecución de seis meses y 140.193 euros de inversión.

Por último, en Valverde del Fresno, vio también la actuación del nuevo colector, cuyas obras se han adjudicado a Tesma S.A. El presupuesto se eleva a 301.048 euros, con un periodo de ejecución de 8 meses. Tanto en el caso de Acebo, como de Valverde, se pondrá solución a un problema hidráulico y de salud pública, ya que actualmente los vertidos de aguas residuales de sendas poblaciones afectan a cauces de arroyos, produciendo malos olores y degradación del entorno.