Zafra Solidaria limita sus actividades en verano

Los viernes entregan comida a las familias y atienden de urgencia a los más necesitados

ANA MAGRO

Más de 300 personas ejerciendo un voluntariado activo durante siete años y trabajando de forma altruista a favor de 37 familias del comedor social (entre 100 y 120 personas). Estas son las cifras de la oenegé Zafra Solidaria, que ha conseguido crear una conciencia social en la ciudad con una gran red de voluntarios repartidos en 23 grupos de trabajo. «Después de una ardua labor y esfuerzo, durante estos dos meses de verano la actividad se reduce al mínimo para que puedan descansar», indica la oenegé en una nota de prensa.

La presidenta de Zafra Solidaria, Nanda Sánchez, ha explicado que «se funciona al 100% de septiembre a junio» y se va llenando 'la hucha' para que puedan volver en septiembre con fuerza.

A pesar del descanso del voluntariado, el número de usuarios se incrementa en estas fechas, ya que los niños están de vacaciones y se alcanza las 150 personas. Para que tengan la atención que necesitan, todos los viernes se les entrega una bolsa de alimentos. De esta manera, Sánchez tranquiliza a la gente usuaria de sus servicios, ya que los imprescindibles van a estar cubiertos desde Zafra Solidaria. No se podrá llevar ropa y no habrá mercadillos ni eventos, pero se repartirán los alimentos y, en caso de urgencia, se atenderá a las familias que lo necesiten.

El voluntariado de Zafra Solidaria es cien por cien solidario. Firma un compromiso de dos horas semanales y no fallan nunca. Son ya siete años en los que esta red ha ido creciendo y puede llegar a las 500 personas en momentos puntuales, como las campañas de recogida de alimentos. «Son constantes y van con mucha ilusión al comedor. No existe un movimiento social como este en Zafra», indica Nanda Sánchez, que añadió que en ocasiones se viven «muy malos momentos, pero merece la pena seguir solo por ver la sonrisa de todas esas personas que lo están pasando mal».

Ayudas

Desde el punto de visto económico, Zafra Solidaria se mantiene de los mercadillos principalmente, que son sus pilares (los de ropa y los artesanales). Además organizan eventos puntuales, tienen cuotas de socios y cuentan con dos ayudas públicas: 5.000 euros del convenio con el Ayuntamiento de Zafra y 6.500 de Diputación de Badajoz. «Estas dos ayudas nos vienen fenomenal porque estamos tranquilos durante tres meses», asegura la presidenta.