La red provincial de carreteras gana en seguridad vial

Panorámica aérea de la nueva carretera de Valdivia a Zurbarán/A.Z.
Panorámica aérea de la nueva carretera de Valdivia a Zurbarán / A.Z.

Del 2016 al 2019, la Diputación de Badajoz ha invertido 25,4 millones en acciones dentro del Plan Integral y 26,6 millones en labores de conservación

La red provincial de carreteras sigue ganando en seguridad vial y, además, crece en número de kilómetros. En concreto, bajo la gestión de la Diputación de Badajoz hay en la actualidad un total de 162 carreteras, que suman 1.920 kilómetros. De éstos, 795 kilómetros tienen anchos inferiores a 6 metros; 275 cuentan con una anchura superior a 6 metros e inferior a 7 metros; mientras que 850 kilómetros tienen una anchura superior a 7 metros.

En la presente legislatura, del 2016 al 2019, se han acondicionado un total de 106,2 kilómetros. En todas estas carreteras se ha ensanchado la calzada, pasando de un ancho inicial de 5 metros a los 7 actuales, con lo que se mejora la seguridad vial al no tener que reducir los vehículos al cruzarse.

Además, se ha mejorado tanto el alzado como la planta introduciendo curvas de amplios radios y zonas de variantes, con lo que se aumenta la velocidad de recorrido pretendiendo llegar en todas ellas a los 80 kilómetros/ hora, con lo que se consigue una mejora de en seguridad para el conductor. Los usuarios de las vías que unen Esparragosa de Lares con la EX-323, Talarrubias con Herrera del Duque, Olivenza con San Jorge o Maguilla con la EX-103, pueden dar fe de ello. Aunque sólo se trata de algunos ejemplos de carreteras en las que se ha actuado durante este periodo.

Unas actuaciones, que también han incluido la señalización horizontal y vertical y balizado del trazado, mientras que para reducir los efectos al conductor en caso de accidente se han colocado guardarraíles y protecciones en pasos salvacunetas con picos de flauta.

Estas actuaciones se incluyen dentro del III Plan Integral de Carreteras de la Diputación de Badajoz, a ejecutar en el periodo de 2014-2020, que fue aprobado por unanimidad por los dos partidos que formaban la corporación en la pasada legislatura y, además, fue consensuado por todos los territorios, tras realizarse una ronda de consultas por todas las comarcas.

Un plan que, como reconoce el diputado provincial de Fomento, Saturnino Alcázar, tiene clara su filosofía: «Este plan tiene como objetivo acercar las comunicaciones, los servicios y generar igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos de la provincia, independientemente si están en la capital o en el municipio más alejado de Badajoz, como pueda ser Helechosa de los Montes».

Desde el año 2016 se han invertido, dentro de este III Plan Integral de Carreteras, 25,4 millones de euros. Sin embargo, dentro de estas actuaciones en la red provincial, la Diputación de Badajoz suma una inversión del 2016 al 2019 de 26,6 millones de euros en conservación de carreteras.

Carretera BA-103 de Olivenza a San Jorge de Alor, con el carril peatón-ciclista
Carretera BA-103 de Olivenza a San Jorge de Alor, con el carril peatón-ciclista / S.R.

Como apunta el jefe de Servicio de Carreteras, Juan Moñino, «con estas actuaciones de conservación se pretende mantener nuestras carreteras en unas condiciones óptimas, mejorando así la seguridad vial, siendo la inversión anual superior a las recomendaciones de la Asociación Española de la Carretera, que recomienda una inversión de entre 1.000 y 3.000 euros por kilómetro, que desde la Diputación superamos».

Las labores de conservación han consistido fundamentalmente en el saneo de blandones, estabilización de taludes y limpieza de cunetas, refuerzos de firme, tratamientos superficiales para rejuvenecer el firme, protecciones de accesos con picos de flautas con la finalidad de disminuir los efectos en caso de incidentes y señalización horizontal, vertical y balizamiento.

Pero, además de estos dos apartados, de actuaciones previstas dentro del Plan Integral y de conservación, hay que añadir una tercera línea en la que ha empezado a trabajar en esta legislatura el organismo provincial, ya que también se han establecido convenios con otras administraciones para acondicionar carreteras que ahora pasan a titularidad de la Diputación, con lo que se amplía el número de kilómetros de la red provincial.

Este es el caso de la vía que une las entidades locales menores villanovenses de Zurbarán y Valdivia. Una carretera que se ha ensanchado y mejorado, cumpliendo así con la demanda histórica de esta población de las Vegas Altas. Esta vía siempre ha tenido un denso tráfico de vehículos agroindustriales pesados, dado que a través de la misma se llega a una de las centrales hortofrutícolas más importantes de Europa, como es la de Tany Nature. Por tanto, era necesaria la actuación sobre todo para la seguridad de los trabajadores que en tres turnos acuden a las fábricas de frutas y de los numerosos agricultores que la utilizan para llegar a sus parcelas. María Victoria Flores, trabajadora de Tany que a diario usa esta vía, aplaude el cambio: «No tiene nada que ver la carretera de antes con la de ahora», señala.

Esta carretera ya es una realidad y se inaugurará en este mes de diciembre. En los poco más de 4 kilómetros se ha hecho una calzada con un ancho de 9 metros que sustituye a la anterior de 5,50, cuya estrechez dificultaba el cruce de dos vehículos pesados. La obra se adjudicó por algo más de 2 millones de euros, aportados entre la Junta de Extremadura y la Diputación que, además, se quedó con la titularidad de la vía para poder actuar en ella, una vez que le fue cedida por la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

No será la última actuación en carreteras que se lleva a cabo tras la firma de un convenio entre administraciones. Y es que actualmente se está en vías de la firma de un acuerdo a tres bandas, para ejecutar la obra de la conocida carreteras de la 'Y del Cíjara', que une Helechosa de los Montes, Bohonal y Villarta, en la comarca de La Siberia. Una actuación que contempla para 2019 una inversión de 3 millones de euros financiados a partes iguales por la Diputación, la Junta de Extremadura y la Confederación Hidrográfica del Guadiana y enmarcada en un proyecto global que asciende a 10,2 millones de euros. Se pretenden iniciar las obras a mediados de 2019 y se actuará en 34 kilómetros.

En definitiva, actuaciones en materia de carreteras que han remozado durante esta legislatura la red provincial, como asegura Juan Moñino: «El estado conservación de las carreteras en nuestra provincia es óptimo, Los estándares de calidad están muy por encima de la media, aunque si es cierto que siempre hay que mejorar y seguir invirtiendo para conseguir al menos que todas tengan una ancho superior a 6 metros. No obstante, en la actualidad no existe ninguna que tenga una intensidad de tráfico diario superior a los 500 vehículos que no tenga este ancho». Además, en el ánimo de seguir mejorando, Moñino apunta que una de las novedades que se están introduciendo en algunas carreteras son carriles de uso compartido peatón-ciclista «con la finalidad de quitarlos de la carretera y evitar situaciones de peligro».

 

Fotos

Vídeos