La organización de Contempopránea advierte de que su celebración «pende de un hilo»

FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

La organización de Contempopránea, que acaba de ser elegida por expertos del Observatorio de la Cultura en España 2018, como la segunda marca cultural más importante de la región, hizo público ayer un escrito en el que desvela que la edición del 2019, a celebrar en julio, «pende de un hilo», y manifiesta su contrariedad por el hecho de que tenga que «alarmar al público, informando de esta tesitura». Su director, Agustín Fuentes, expresa que una «cuestión burocrática está asfixiando a la organización y nos ha obligado a dar un ultimátum».

Fuentes desvela que «el cartel está preparado, las bandas deseosas de ser anunciadas, el sueño pop de verano puede volver a las laderas del castillo un año más y este pequeño pueblo extremeño se convertiría de nuevo en la capital nacional del pop», pero insiste en que «la pelota está en otro tejado».

La organización no desvela a qué cuestión burocrática se refiere, pero advierte de que «en las próximas horas sabremos si los que tienen que hacer algo por salvarlo, lo hacen o lo dejan caer».

El Contempopránea, que ha cumplido ya 23 ediciones, tiene su principal fuente de financiación, aparte de las entradas y las firmas comerciales, en la Junta de Extremadura, quien otorga la subvención a través del Ayuntamiento de Alburquerque.