Los niños prodigio extremeños de la música

El concierto final con los premiados se llevó a cabo ayer en el Auditorio de Cajalmendralejo. :: g. c./
El concierto final con los premiados se llevó a cabo ayer en el Auditorio de Cajalmendralejo. :: g. c.

Este fin de semana se ha celebrado el XVIII Concurso de Jóvenes Músicos Ciudad de Almendralejo | Los ocho conservatorios de la región han participado en el certamen, que financian Cajalmendralejo y el Ayuntamiento

GLORIA CASARES

El trabajo de los músicos es duro, es una carrera de fondo, de muchas horas de trabajo, casi siempre solos con el instrumento. Pero cuando tienen la oportunidad de brillar, su felicidad se transmite a través de la música que interpretan.

Este fin de semana veintiún chicos llegados de los ocho conservatorios de música de Extremadura han tenido la oportunidad de brillar, demostrando sus conocimientos en el Concurso de Jóvenes Músicos Ciudad de Almendralejo.

El viernes comenzaron las audiciones en el salón de actos del Conservatorio de Música Tomás Bote Lavado, cuya Asociación de Madres y Padres de Alumnos organiza este concurso cofinanciado por Cajalmendalejo y por el Ayuntamiento.

El jurado ha estado compuesto por profesores españoles y portugueses y el presidente de la Filarmónica de Badajoz

En esta edición han sido menos los participantes, porque «es difícil tener tiempo para prepararse», como reconocía su director, David Montes. Sin embargo, están contentos porque todos los conservatorios extremeños han estado representados en este certamen, destinado a alumnos de enseñanzas profesionales que estudien en Extremadura o que sean extremeños que estudien fuera, como es el caso de un chico que estudia en Madrid.

Además, el prestigio que ha adquirido el concurso ya se demuestra en que en esta edición se han incrementado los premios en metálico, que reciben los dos primeros clasificados en cada una de las modalidades. Son de 750 euros para los primeros y de 400 euros para los segundos, además de diploma.

La entidad Cajalmendralejo, que financia todos los premios en metálico, tiene, además, un premio especial con su nombre, destinado al mejor alumno matriculado en el Conservatorio Tomás Bote Lavado de Almendralejo y que está dotado con 750 euros y ha recaído en Juan Pedro Galán García.

Asimismo, ha habido tres premios especiales para participar como solista en un concierto de la Orquesta de Extremadura, que ha recaído en Isabel Aparicio Soria; otro en un concierto compartido entre dos alumnos en la Sociedad Filarmónica de Badajoz, que han obtenido Guillermo Escribano Gil (violonchelo) de Mérida y Mario Jiménez Sánchez (guitarra) de Plasencia. El último permite una colaboración en un proyecto con el 'Ensemble Sonido Extremo' de música contemporánea y ha recaído en Guillermo Serrano Marchena (trompeta).

Los premiados han sido en instrumentos de viento y percusión, el primer premio Ex-aequo para Antonio Martín Hernández, clarinete del Conservatorio de Montijo y para el trompetista Guillermo Serrano Marchena, del Conservatorio de Amaniel (Madrid). El segundo ha sido Jesús Barragán Moral del Conservatorio de Almendralejo.

En piano, la ganadora ha sido Isabel Aparicio Soria y el segundo, Juan Pedro Galán García, ambos del Conservatorio de Almendralejo.

En cuerda, el primer premio ha sido para Guillermo Escribano Gil, violonchelo; y el segundo para Miguel Ángel González Morcillo, violín; ambos de Mérida.

Los primeros clasificados han logrado premios en metálico de 750 euros y 400, los segundos

En la de guitarra, el ganador ha sido Ignacio Cuadrado Espadiña, de Mérida; y el segundo premio Ex-aequo ha sido para Mario Jiménez Sánchez y Pablo Elizo Gómez, los dos del Conservatorio de Plasencia.

El jurado ha estado compuesto por profesores de conservatorios españoles y portugueses y del presidente de la Sociedad Filarmónica de Badajoz, Javier González.

Ayer por la tarde fue el concierto final de los ganadores en el auditorio de Cajalmendralejo.