Navalvillar de Pela prepara otra noche para el recuerdo

Navalvillar de Pela prepara otra noche para el recuerdo

Hoy se celebra la carrera de 'La Encamisá', Fiesta de Interés Turístico Regional, que arrastra gran tradición

FRAN HORRILLO NAVALVILLAR DE PELA.

«Para un peleño la noche de 'La Encamisá' es la mejor del año. Es un sentimiento difícil de explicar, hay que vivirlo para entender esta gran fiesta». José Alfonso Ruiz ya cuenta las horas para disfrutar de otra noche mágica. Aquella que está marcada a fuego en el calendario de los vecinos de Navalvillar de Pela, que hoy será un hervidero disfrutando con esta Fiesta de Interés Turístico Regional. Una cita que emociona a todo un pueblo y que aúna historia, sentimiento, pasión, cultura, tradición, entusiasmo y orgullo.

Y es que esta fiesta está tan arraigada en la localidad peleña, que no es extraño ver sobre los caballos a niños acompañados de sus padres, viviendo con intensidad esta celebración. Así le sucedió en su día a José Alfonso, que recuerda que casi tenía dos años cuando vivió su primera noche de San Fulgencio. «Según me cuenta mi padre, la primera vez que monté a caballo fue un 16 de enero de 1985. Tenía un año y ocho meses y teniéndome cogido mi padre, llegó con un caballo su primo Isidoro Cañada Sánchez, con quien monté la primera vez. Me comenta mi padre que al bajarme del caballo le dijo Isidoro: este niño será un sanantonero de pro». Y lo cierto es que desde entonces José Alfonso no falta a esta gran cita para los peleños.

Es desde octubre cuando Navalvillar de Pela lleva preparando sus fiestas patronales en honor a San Antón Abad, que viven hoy miércoles su punto álgido con La Encamisá, que cumple ya 33 años desde su declaración como Fiestas de Interés Turístico Regional y que destaca por su peculiaridad y la tradición que arrastra de muchos años de antigüedad, ya que representa unos hechos que se remontan a la época medieval cuando los árabes, queriendo conquistar la zona, atacaron el pueblo.

Tras el pregón del nuevo mayordomo, el repique de campanas y el lanzamiento de cohetes llega La EncamisáDesde el 6 de enero, la 'tamborilera' ha estado anunciando que se acerca la gran y esperada noche

La población local, siendo un número mucho menor y desprovista de armas con las que luchar, para confundirlos y hacerles creer que estaban muchos más de los que realmente eran, recurrieron a una estrategia. Encendieron numerosas hogueras por las calles formando un círculo, montaron a caballo vestidos con amplias camisas, aparentando mayor corpulencia, y pasaron repetidas veces por el mismo sitio dando gritos con el propósito de formar una gran algarabía que ahuyentara a los invasores. Y lo consiguieron. Este hecho es el que se conmemora cada año en 'La Encamisá'.

Fue el pasado 6 de enero cuando la tradicional bajada del santo eclipsó a la festividad de los Reyes Magos en Navalvillar de Pela. Ese día, el Patrón San Antón Abad bajó en una multitudinaria procesión desde su ermita hasta la parroquia Santa Catalina de Alejandría. La procesión contó, además, con la presencia de numerosos jinetes ataviados con el traje típico, que volverán a enfundarse de nuevo esta noche.

A vestirse

Un momento, el de vestirse de sanantonero, que requiere también su ritual, como reconoce José Alfonso. «Tras la bendición de los animales, voy a mi casa y con la ayuda de mi madre, empiezo a vestirme para la gran noche». Un atuendo peculiar, en el que no falta el gorro multicolor puntiagudo a la cabeza, pañuelo multicolor al cuello y camisa blanca, faja roja o negra, pantalón de paño o pana negra, botas y zahones de cuero. Los caballos, en buena parte, van vestidos también de forma típica con cabezón, pecho petral y campanillas, montura, el encintado de la cola y, como no, las llamativas mantas de madroños o 'mantas guapas'.

Unas mantas vistosas, que todavía se siguen elaborando de forma artesanal por parte de algunas mujeres del pueblo, y que en muchos casos pueden alcanzar entre los 6.000 y los 9.000 euros. Unos elementos que, debido a su gran valor, van pasando de generación en generación, como sucede con la de José Alfonso: «Mi manta fue tejida por mi tía Micaela Masa en el año 1970. Junto con mi abuela Rosa, estuvieron ambas haciendo los madroños durante dos años y medio. Mi padre la estrenó en el año 1975. Desde entonces la ha usado él y, posteriormente, soy yo quien la colocó y la luzco en el caballo».

Esta noche, los colores de esa manta se entremezclarán con las del resto en las monturas de los caballos y los jinetes e infantería darán rienda suelta a esta catarsis colectiva, que llevaban esperando ni más ni menos que 365 días. Precisamente, durante estos días, en concreto desde el Día de Reyes y hasta ayer, la niña María José Baviano, de 11 años, al toque del tambor, ha estado realizando el mismo recorrido de la carrera acompañada por los chiquillos del pueblo, que al finalizar sus salidas, en la mañana y por la tarde, recibieron un rico 'biñuelo'.

Las hogueras

La jornada de hoy comenzará temprano, a las siete de la mañana, con la recogida de la leña para encender las 21 hogueras que se repartirán por el recorrido. Habrá también pasacalles de gigantes y cabezudos y, a las cinco y media, tendrá lugar la bendición de animales y la misa en la parroquia de Santa Catalina de Alejandría. A las ocho menos cinco se iniciará el pregón del nuevo mayordomo, Sergio Entonado, desde el balón del Ayuntamiento y cinco minutos después arrancará La Encamisá, que comenzará con repique de campanas y lanzamiento de cohetes. Durante el recorrido, de algo más de un kilómetro, se darán varias vueltas en unas tres horas y media y se obsequiará con vino y biñuelos a todos los participantes. Además de los jinetes, hay numerosos peleños que van nutriendo la infantería, que hacen el recorrido a pie al ritmo de una charanga.

Por cierto, todos los que abarroten esta noche la plaza de España. podrán observar el impresionante mural artístico de 300 metros cuadrados que se ubica frente al Ayuntamiento y que ha realizado el artista local David Carrasco Buendía. La temática, como no podía ser de otra manera, es La Encamisá.

 

Fotos

Vídeos