Los mayores poblanchinos enseñan a los niños los juegos tradicionales

Una señora mayor enseña a los niños a jugar en corro y, a la derecha, un usuario del Centro de Día muestra cómo jugar al aro. / CEDIDAS
Una señora mayor enseña a los niños a jugar en corro y, a la derecha, un usuario del Centro de Día muestra cómo jugar al aro. / CEDIDAS

Se celebra en las pistas deportivas y la caseta municipal el XI Encuentro Intergeneracional

VICENTE DE LOS RÍOS

Las Pistas Deportivas y la Caseta Municipal de Puebla de la Calzada han sido el escenario en el que se desarrolló la undécima edición del Encuentro Intergeneracional entre niños, jóvenes y mayores.

Se trata de una iniciativa que comenzó hace más de una década y continua celebrándose porque se ha convertido en una ocasión para compartir vivencias y experiencias entre personas de las edades más dispares.

En este encuentro participaron usuarios del Centro de Día de Personas Mayores de Puebla de la Calzada, los usuarios del programa 'El ejercicio te cuida' de Cruz Roja Española y alumnos del colegió de Infantil y Primaria 'Torre Águila' de Barbaño.

A medida que iban llegando los grupos participantes, los niños y los mayores del Centro de Día, pasaban a desayunar tomando pan con aceite, zumo y fruta, cortesía de tres establecimientos de la localidad. Ese desayuno, que se celebró en un ambiente espectacular, sirvió para dar a conocer a los escolares las ventajas para la salud de tomar ingredientes esenciales en la dieta mediterránea, que eran los comunes en las personas mayores cuando eran niños.

Yincana de juegos

Los niños participaron en una yincana de transmisión de juegos populares, que había sido organizada por el monitor de 'El Ejercicio te cuida' por Domingo López y guiada por los mayores. Consistía en que los mayores mostraban a los pequeños cómo eran los juegos de cuando ellos eran niños y cómo se divertían. Poco hizo falta para que los niños de ahora se dieran cuenta de que jugar, por ejemplo, al aro era muy divertido, fácil y nada costoso. Los niños tomaban nota de todo.

La última actividad de este encuentro consistió en un paseo en el camión de los bomberos, que escolares y personas mayores hicieron con la ilusión pintada en sus caras, particularmente los primeros.

La jornada concluyó igual que lo hace cada año: con los participantes encantados y con muchas ganas de repetirla en la edición de 2020.