Los mayores clausuran la campaña de excavaciones con una comida

Los mayores durante la comida de clausura de las actividades. :: f. n./
Los mayores durante la comida de clausura de las actividades. :: f. n.

Un incendio quemó más de 40 hectáreas de la finca El Rebellao, donde se realizan los trabajos

FERNANDO NEGRETE

Con la llegada del verano, la Universidad de Mayores de Extremadura concluye la IV Campaña de excavaciones que está desarrollando en la finca El Rebellao, propiedad de la Fundación Dolores Bas de Arús.

Desde hace cuatro años se vienen realizando estos trabajos en una zona donde se han localizado numerosos silos, muros y vasijas, entre otros enseres. Estos restos están datados en el siglo VIII y IX y se encuentran en una zona que estuvo ocupada entre los siglos I y XI.

El grupo de mayores cerró sus actividades con una comida que se celebró en la 'Vaquería' de la finca y que contó con la presencia de Florentino Blázquez, coordinador de la Universidad de Mayores; Pedro Arias, presidente de la Fundación pacense propietaria de la finca; Asunción Leitón, presidenta de la Asociación de Alumnos de la Universidad de Mayores; Víctor Gibello, arqueólogo de la Fundación, Ángel Carbajo y Vicente Parrón, en representación de la escuela profesional 'El Rebellao' y Antonio Rodríguez Morgado, encargado de la finca. Tras la comida tuvo lugar el acto de entrega de diplomas a los alumnos participantes en el programa y las felicitaciones y despedidas hasta la nueva temporada que está previsto se reanude en septiembre.

Solo unos días después, el fuego castigó esta finca con un incendio que quemó más de 40 hectáreas de monte bajo, encinas, olivos y rastrojos. Afectóa a las zonas de El Rebellao y del Rubio y otras 12 hectáreas de la Jurdana del Campillo.

Según la Policía Local de Valverde y responsables de las fincas afectadas, todo apunta a que una máquina cosechadora fue el origen del incendio. Los medios antiincendios desplazados consiguieron el control del fuego en pocas horas y a media tarde se encontraba prácticamente extinguido.