Ángel Vadillo podrá evitar la prisión tras el indulto parcial del Gobierno

Ángel Vadillo durante su intervención en un pleno/
Ángel Vadillo durante su intervención en un pleno

El abogado del alcalde de Alburquerque señala que puede optar a la reelección a pesar de la condena a dos años y medio de inhabilitación

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Gobierno concede el indulto parcial al alcalde de Alburquerque, Ángel Vadillo, lo que da pie a evitar su entrada en prisión por una condena de dos años y medio de cárcel. Asimismo, su abogado considera que podría optar a la reelección en las municipales del próximo mes de mayo.

En el mensaje navideño de 2010 Ángel Vadillo, entonces alcalde de Alburquerque con el PSOE, dirigió unas críticas contra una vecina de la localidad, a la que amenazó con airear cuestiones de su vida privada si no retiraba en un plazo de quince días una denuncia que había presentado contra el primer edil. Este mensaje, emitido en Nochebuena, se repitió por medios locales los días 27, 30 y 31 de diciembre, así como el 3 de enero de 2011.

En marzo de 2012 el Juzgado de lo Penal número 1 de Badajoz condenó al mandatario a dos años de cárcel por delitos de obstrucción a la justicia y amenazas, así como a abonar una multa de 6.750 euros, a pagar 12.000 euros a la mujer por daños morales y a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, lo que impedía que se presentara a la reelección. Para entonces ya lo había logrado en 2011.

El abogado de Vadillo estima que la pena de inhabilitación ya se cumplió entre 2012 y 2015

Tanto Vadillo como la denunciante recurrieron y en septiembre de 2012 la Audiencia Provincial de Badajoz elevó la pena de cárcel a dos años y medio, ya que consideró que era el mínimo aplicable para los hechos considerados probados. Esto abría la puerta a la entrada en prisión del alcalde de Alburquerque debido a que se superaba el mínimo de 24 meses establecido para poder evitar la privación de libertad. Junto a esto, complicaba aún más una hipotética reelección en 2015.

Sin embargo, la sentencia nunca llegó a aplicarse. Vadillo solicitó el indulto, para lo que contó con el apoyo de más de 2.000 vecinos de Alburquerque, y el juzgado que le había condenado en primera instancia decidió suspender el cumplimiento de la pena de prisión hasta que el Gobierno tomara una decisión al respecto. Según indicó, no es una persona peligrosa y no existía riesgo de fuga.

Más de seis años después, el Gobierno finalmente se ha pronunciado a favor de Vadillo. El Consejo de Ministros acordó el pasado viernes concederle el indulto parcial, por el cual seis meses de la pena de prisión se cambian por seis meses de trabajos en beneficios de la comunidad. Para ello, no deberá cometer un nuevo delito de carácter intencionado en un plazo de tres años.

El real-decreto de indulto publicado ayer en el BOE, a partir de lo cual comienza el citado plazo de tres años, recoge que se han tenido en cuenta los informes favorables del tribunal sentenciador y de la Fiscalía, así como «las circunstancias del condenado».

El abogado de Vadillo, Rafael Arenas, señala que el alcalde de Alburquerque ha abonado tanto la multa como la indemnización, lo que le ha permitido optar al indulto.

Como indica, al convertir seis meses de prisión en seis meses de servicios a la comunidad (ahora el Juzgado de lo Penal deberá decidir cómo se aplica esa medida) la pena de cárcel se reduce a dos años, con lo que se puede solicitar la suspensión de la privación de libertad.

Para Arenas, sería lo normal para una persona que no cuenta con antecedentes, que ha satisfecho los pagos asociados a la sentencia y que ha recibido el apoyo judicial y de la Fiscalía a su petición de indulto. Por ese motivo, pedirá al Juzgado de lo Penal que le condenó en primera instancia que acuerde la suspensión de la entrada en prisión. Como explica, pretende «evitar que un hombre justo, imperfecto pero bueno, entre en prisión».

Presentarse a las elecciones

Vadillo, que fue expulsado del PSOE en septiembre de 2012, se presentó a la reelección en mayo de 2015 con el partido político Organización del Pueblo Obrero (ORPO). Obtuvo nueve de los trece concejales de la Corporación de Alburquerque.

Con el indulto parcial concedido por el Gobierno también se abre la puerta a que pueda presentarse a las próximas elecciones, según Rafael Arenas. A su juicio, la condena es firme desde septiembre de 2012, cuando se emitió la sentencia definitiva de la Audiencia Provincial. Por lo tanto, los dos años y medio de inhabilitación al derecho de sufragio pasivo se cumplieron en marzo de 2015, antes de los últimos comicios.

De hecho, recuerda que el PP impugnó la candidatura de Vadillo, pero su recurso fue desestimado y el alcalde pudo lograr una nueva victoria electoral. Tal como viene ocurriendo desde 1995, primero con ORPO, con el que repitió en 1999, luego con el PSOE en 2003, 2007 y 2011 y en 2015 otra vez con ORPO.

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos