José Cordero Rubiales, nuevo vicario de la zona sureste de la Archidiócesis Mérida-Badajoz

El arzobispo Celso Morga./HOY
El arzobispo Celso Morga. / HOY

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, ha realizado diversos nombramientos

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, ha realizado diversos nombramientos, entre los que se cuenta que José Cordero Rubiales será el del nuevo vicario de la Vicaría sureste.

De este modo, José Cordero Rubiales, que cesa como arcipreste de Villafranca de los Barros y continúa como párroco de Nuestra Señora Señora del Valle (Villafranca de los Barros), será vicario episcopal de la Vicaría sureste 'Nuestra Señora de Guadalupe', que comprende los arciprestazgos de Castuera-Zalamea, Llerena y Villanueva de la Serena.

Asimismo, Fermín Jesús González Melado ha sido destinado al Servicio de la Congregación para la Doctrina de la fe, en Roma, y cesa como director espiritual del Seminario Metropolitano y como delegado episcopal para las vocaciones sacerdotales, según informa el arzobispado en nota de prensa.

Por su parte, Carlos Torres Muñoz pasa a ser director espiritual del Seminario Metropolitano San Atón y continúa con los oficios canónicos que tenía encomendados hasta la fecha; Rubén Arturo Reina Betancourt pasa a ser párroco de Oliva de Mérida y continúa con los oficios canónicos que tenía encomendados hasta la fecha; y Miguel Ángel García Encinas será el párroco de Calera de León y también continúa con los oficios canónicos que tenía encomendados hasta la fecha.

Celso Morga también ha nombrado a Miguel Ángel González Vizuete como párroco de Azuaga y La Cardenchosa y cesa como párroco de Puebla del Maestre, Montemolín y Santa María de Nava; a Francisco Javier Tarriño Cuero como vicario parroquial de San Roque (Badajoz), cesando como arcipreste de Alburquerque y como párroco de Villar del Rey y Puebla de Obando; y a Isidro Luengo Cruda como párroco de Nuestra Señora de la Asunción, cesando como vicario parroquial de San Fernando y Santa Isabel.

Otros de los nombramientos pasan por que Federico Gragera Cabrera pase a ser párroco de Villar del Rey y Valdebótoa, cesa como párroco de Higuera de Vargas y Táliga y continúa como delegado episcopal para la cooperación misionera; por que Andrés Cruz Barrientos se una al equipo de capellanes de Pastoral de la Salud, cese como párroco de Valdebótoa y siga como párroco de Gévora.

Finalmente, Francisco Orán Muñoz será párroco de Higuera de Vargas, cesa como párroco de Valle de Santa Ana y continúa como párroco de Zahínos; José María Sánchez Hernández será párroco de Táliga, cesa como párroco de San Rafael de Olivenza y continúa como párroco de Valverde de Leganés y Antonio Jesús Marín Romo será párroco de San Rafael de Olivenza y continúa con los oficios canónicos que tenía encomendados hasta la fecha, concluye el comunicado.