Muere un hombre de 53 años tras ser agredido por un residente del centro de mayores de Berlanga

Imagen de archivo de las habitaciones de la residencia de ancianos de Berlanga./HOY
Imagen de archivo de las habitaciones de la residencia de ancianos de Berlanga. / HOY

La víctima era hijo de otro usuario de esta residencia y supuestamente fue agredido en la sala de visitas

TANIA AGÚNDEZ y MANUEL TOROBadajoz

Un hombre de 53 años falleció este miércoles en la residencia de mayores de la localidad pacense de Berlanga tras ser agredido por un usuario de este centro asistencial, según confirmaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Extremadura a HOY.

El fallecido era el hijo de otro residente de este centro residencial, al que estaba visitando en el momento en el que ha sido agredido por otro hombre de 70 años de edad. Ambos son vecinos de Berlanga. Desde la Guardia Civil apuntan a un posible homicidio, aunque en estos momentos se están investigando los motivos que han originado el incidente. De igual modo, indican que hay que esperar a los resultados de la autopsia para esclarecer totalmente las causas de la muerte.

Según ha podido saber HOY, los hechos ocurrieron en torno a las 13 horas en la sala de visitas de esta residencia de mayores, que actualmente cuenta con 27 residentes, cuando el hombre de 53 años estaba acompañando a su padre. Precisamente, el enfrentamiento se ha producido cuando el padre había ido al baño acompañado por auxiliares del centro. En ese instante, otra usuaria de la residencia que se encontraba en la sala y vio el forcejeo dio la voz de alarma, lo que alertó al personal que, cuando llegó al lugar de los hechos hallaron tendido en el suelo al hombre de 53 años.

Según confirman fuentes municipales, el fallecido estaba soltero, tenía dos hermanos e iba a visitar a menudo a su padre, que llevaba alrededor de cuatro años interno en el centro asistencial. La familia es muy conocida en el pueblo. El agresor llevaba unos cinco años como interno en esta residencia y según aseguran las mismas fuentes, nunca se había mostrado agresivo ni se había metido en peleas.

Agentes de la Guardia Civil, que se personaron en la residencia a raíz de ese suceso, han abierto una investigación para conocer las circunstancias del mismo, ya que, de momento, se desconoce cómo se produjo la agresión ni los motivos que dieron origen a la misma.

Los vecinos de la localidad están consternados por este incidente y el alcalde de Berlanga, Juan Manuel Ortiz, pide prudencia hasta que se esclarezcan todos los detalles. «Hay que esperar a los resultados de la autopsia», ha agregado. El cuerpo del fallecido ya se encuentra en el Instituto de Medicina Legal de Badajoz.