La Guardia Civil destapa en Herrera del Duque una fábrica ilegal de cigarrillos electrónicos y productos de vapeo

HOY

Dos empresarios malagueños y doce trabajadores están acusados de un delito contra la salud pública por esta actividad ilegal, que tenía otro punto de fabricación en Torremolinos

REDACCIÓN

La Guardia Civil ha destapado en Herrera del Duque (Badajoz) la actividad ilegal de una empresa dedicada a fabricar y comercializar ilegalmente productos para el vapeo y cigarrillos electrónicos. Los responsables del supuesto delito contra la salud pública son dos empresarios malagueños con instalaciones en la localidad pacense y en Torremolinos (Málaga). También se investigó a otras 12 personas, todos ellos trabajadores de las empresas, por su implicación en la fabricación y comercialización de estos productos.

Las propias empresas envasaban, etiquetaban y vendían a través de Internet los productos para el vapeo, careciendo de autorizaciones para su comercialización.

La Dirección General de Salud Pública de la Junta de Extremadura decretó el cierre de las instalaciones de la empresa y del dominio web por el que se ofertaban los productos, así como la inmovilización de más de 1.800 envases.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz (Seprona), en el marco de la operación 'Ojímetro', instruyó diligencias penales contra los dos empresarios malagueños.

La Guardia Civil investigaba las supuestas acciones delictivas de una empresa ubicada en la localidad pacense de Herrera del Duque, con las que obtuvo suficientes indicios para averiguar que allí se fabricaba, envasaba y etiquetaba productos para el vapeo o cigarrillos electrónicos», sin ningún control profesional y sanitario. La empresa que carecía también de autorización comercial, licencia municipal y evaluación medio ambiental.

Ante los citados hechos, la Guardia Civil y la Unidad de Seguridad Alimentaria y Salud Medioambiental de la Gerencia del Área de Salud de Don Benito-Villanueva de la Serena, llevaron a cabo la inspección de las instalaciones, corroborando las acciones delictivas que desarrollaba la empresa.

Almacén de la planta de fabricación de Herrera del Duque::
Almacén de la planta de fabricación de Herrera del Duque:: / HOY

Fabricación sin controles

Los productos los fabricaban mezclando diversas sustancias y aromas con nicotina, sin métodos normalizados de trabajo, sin ningún control, calculando proporciones y diluciones mediante simples jeringuillas, sin tener en cuenta las dosificaciones estipuladas para el producto por personal no cualificado para realizar dichas mezclas, por lo que se considera a estos productos fabricados en la empresa, especialmente peligrosos para su consumo.

Así fue como la Dirección General de Salud Pública del SES, acordó el cierre de las instalaciones de la empresa y del dominio Web por el que se ofertaban los productos, así como la inmovilización de una cantidad aproximada de más de 1.800 envases de distintas marcas comerciales de la denominada Purple Label entre otras, materias primas y nicotina usadas para su elaboración, además de otra cantidad similar o superior de productos sin nicotina, también fabricados en las mismas instalaciones.

Con el desarrollo de la investigación y fruto de la intervención en la empresa, los agentes también pudieron averiguar que algunas etiquetas tenían su origen de fabricación en Torremolinos (Málaga), por lo que se extendió la investigación a otra instalación ubicada en el citado municipio, donde los agentes, pudieron comprobar igualmente que también se fabricaba y comercializaba ilegalmente esta clase de productos, careciendo de los registros y autorizaciones exigidas. A raíz de las investigaciones realizadas por el Seprona esta empresa cerró y cesó su actividad.

Los investigadores de la Guardia Civil toman muestras de los productos de vapeo::
Los investigadores de la Guardia Civil toman muestras de los productos de vapeo:: / HOY

Contra los titulares de ambas empresas se instruyeron diligencias por un delito contra la salud publica, al considerarlos principales responsables de la producción, distribución, comercialización ilegal y sin ningún control en su fabricación, con el consiguiente peligro sanitario para los consumidores, informa el Instituto Armado.

También se instruyeron diligencias como investigadas a doce trabajadores de las empresas de Herrera del Duque y Torremolinos, por su implicación en el proceso productivo y de comercialización.

La operación contó con la colaboración de las Unidades del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Badajoz, Herrera del Duque, Don Benito y Málaga.

Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Herrera del Duque.