'La fuga de la Diabla' congrega a 5.000 personas en Valverde de Leganés

Imagen de la celebración de 'La fuga de la Diabla'. :: f. N./
Imagen de la celebración de 'La fuga de la Diabla'. :: f. N.

FERNANDO NEGRETE

Un año más, la localidad de Valverde de Leganés se vio inmersa en la oscuridad de la noche, y en esas tinieblas, varios miles de personas fueron partícipes del espectáculo 'La fuga de la Diabla', en su XVII edición, cuarta como Fiesta de Interés Turístico Regional. Pasadas las 22.00 horas del sábado, las fuerzas del mal, formadas por un amplio séquito de demonios, guiadas por 'La Diabla', que se volvió a escapar de la torre de la iglesia, iniciaron su largo camino por las calles valverdeñas sembrando el terror. También se pudieron ver diabólicos gigantes, zancudos y una tamborada que ambientaba el espectáculo por allá por donde pasaba.

En su recorrido, cientos de personas acompañaron a la comitiva para ver como la maligna y su ejército destruían con fuego todos los elementos de protección colocados por la localidad para intentar detenerla.

El auditorio del Vergel acogió a 5.000 personas para presenciar la lucha entre el bien y el mal. La batalla final se aderezó con numerosos fuegos artificiales y bengalas. Tras los bailes, hechizos y conjuros, la 'Diabla' eligió al 'Bartolo' ganador, que este año fue 'Alvin', de la peña 'Daikiri'. En este ambiente hostil y de oscuridad hicieron entrada las fuerzas del bien, que consiguieron derrotar a 'La Diabla', que volvió a caer presa y fue encerrada bajo la vigilancia de San Bartolomé.