Dos detenidos por reiterados hurtos de joyas en tres domicilios de Arroyo de San Serván

Dos detenidos por reiterados hurtos de joyas en tres domicilios de Arroyo de San Serván

La Guardia Civil revisó más de 12.000 partes de compra de un establecimiento de Mérida para identificar los ojetos sustraídos valorados en más de 20.000 euros

EFE

Agentes de la Guardia Civil de la localidad pacense de Arroyo de San Serván ha detenido a dos vecinos de este municipio acusados del robo de joyas en tres viviendas, a las que pudieron entrar valiéndose de las relaciones «de amistad, trabajo e incluso parentesco» con sus propietarios.

La investigación se inició cuando la Guardia Civil, tras recibir varias denuncias de vecinos de ese municipio, comprobar que el proceder en los hechos presentaba «gran similitud», ya que eran «pequeños hurtos reiterados y de forma progresiva en cada uno de los domicilios de las víctimas».

Así, los agentes sospecharon desde un principio que la autoría se correspondería con personas vecinas de la localidad, con «probable fácil acceso a las viviendas objeto de los delitos, bien por trabajo, amistad o algún tipo de parentesco».

Así se logró identificar a las personas supuestas autoras de los hechos, «cuyos nombres aparecieron, tras revisar más de 12.000 partes de entrega de joyas en un establecimiento de Mérida».

Explica la Guardia Civil en nota de prensa que «el hurto continuado, en pequeñas cantidades», conseguía el doble objetivo por un lado de «dificultar la investigación», ya que aparecen entregas por parte de los ahora detenidos, del año 2016 y por otro que «las víctimas no se percataran de la falta de sus joyas».

Incluso los denunciantes «notaron la ausencia de alguna de éstas cuando la Guardia Civil les mostró los asientos, grabados e incluso fotografías y las identificaron como propias», una dilatación en el tiempo que ha dificultado la recuperación de las joyas, que en su conjunto superan los 20.000 euros.

Los detenidos han sido puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Montijo.