Condenadas dos vecinas de Santa Marta de los Barros por insultar a un médico en redes sociales

Las acusadas, que reconocieron su culpabilidad durante el juicio, tendrán que indemnizar al facultativo con tres mil euros

E.P

El Juzgado de lo Penal Nº 2 de Mérida ha condenado a dos vecinas de la localidad pacense de Santa Marta de los Barros por un delito de injurias, tras publicar a través de la red social Facebook reiterados insultos a un médico que ejercía su labor profesional en el centro de salud de la localidad.

Las dos acusadas, que reconocieron su culpabilidad durante el juicio, celebrado el mes pasado en la capital extremeña, han sido condenadas a una multa de tres meses, a publicar la sentencia en el grupo de Facebook donde se vertieron los insultos (Santa Marta, quéjate de las cosas mal hechas para intentar solucionarlas), al pago de las costas de la acusación particular y a indemnizar al médico con la suma de tres mil euros.

Tras la sentencia, el doctor José Alberto Becerra, coordinador nacional del Observatorio de Agresiones a Médicos, ha manifestado su satisfacción por la decisión judicial «ante la importancia de acabar con una práctica que ocurre a diario, como es el insulto a los médicos a través de las redes sociales».

Para el doctor Becerra se hace necesario «acabar con la impunidad de descalificar» al colectivo a través de este medio que presenta «una gran facilidad para hacerlo», por lo que se debe trasladar a la sociedad que no permitirán estas prácticas que menoscaban la reputación profesional de los médicos, indica el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Badajoz en una nota de prensa.

La Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Badajoz ha actuado a través del letrado Héctor Galache, que califica como «uno de los mejores especialistas» en Derecho Sanitario y que está obteniendo importantes resultados en este ámbito.

Las agresiones a médicos se han incrementado en Extremadura, situándose como la comunidad autónoma que presenta una mayor incidencia porcentual de agresiones respecto a la media nacional, que se situó en 2016 en 2,02 agresiones por mil médicos colegiados, mientras que en la comunidad extremeña la media se dispara a los 4,96 médicos agredidos por cada mil médicos colegiados.