La Audiencia de Badajoz da carpetazo a la causa por presunta prevaricación contra el exalcalde de Olivenza

Bernardino Píriz, exalcalde de Olivenza:: HOY/
Bernardino Píriz, exalcalde de Olivenza:: HOY

Rechaza el recurso del Consistorio oliventino contra un auto que archivaba la causa al entender que no existían nuevos elementos para reabrir el caso contra Bernardino Píriz

ÁNGELA MURILLO

La Audiencia Provincial de Badajoz da carpetazo a la causa por presunta prevaricación contra el exalcalde popular de Olivenza, Bernardino Píriz. El auto del tribunal desestima el recurso interpuesto por el Ayuntamiento oliventino contra una resolución anterior que archivaba la causa y desestimaba la solicitud de reabrir el caso alegando la aportación de nuevos elementos incriminatorios. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Olivenza abrió diligencias a raíz de la denuncia de un extrabajador municipal acusando al exregidor de un delito de prevaricación y fraude por supuestas irregularidades en la contratación de obras realizadas en 2013 en la residencia de ancianos Virgen de Guadalupe. En 2017, con el socialista Manuel J. González como alcalde, el pleno municipal había aprobado personarse en el proceso judicial. Tras el archivo inicial, y con un posterior recurso, el juzgado oliventino ya había rechazado la reapertura del caso argumentando que los documentos presentados como nuevos elementos de juicio ya habían sido valorados.

En anteriores autos, y según el criterio del propio Ministerio Fiscal, se descartaba la existencia de indicios que permitieran detectar el necesario dolo para un ilícito penal. Este último pronunciamiento de la Audiencia Provincial, con fecha de 4 de julio, señala que la representación del Consistorio pacense pretende resucitar un debate que se zanjó judicialmente en doble instancia, al entender que no existen hechos nuevos y califica de «infundada y extemporánea pretensión de reaperturar las diligencias para dirigir la investigación contra todos los miembros de la (anterior) junta de Gobierno local».