Apadrinar una encina es posible en Olivenza

Encina extremeña-/www.apadrina.unolivar.com
Encina extremeña- / www.apadrina.unolivar.com

Esta localidad pacense ha sido la primera en unirse a esta iniciativa verde, pero próximamente lo harán otros municipios de la región

EUROPA PRESS

Olivenza ha sido el primer municipio en adherirse al programa medioambiental 'Apadrina una encina' que desarrollará la Unión Extremeña del Olivar (Unolivar) entre 2017 y 2019 y al que se sumarán otros cinco de la región.

Esta iniciativa, que se enmarca en el modelo extremeño de economía verde y circular y que cuenta con la colaboración de la Junta de Extremadura y la Asociación de Universidades Populares de Extremadura (Aupex), pretende luchar contra el cambio climático y la desertización, «desarrollando el sentido de la responsabilidad para un desarrollo sostenible».

De esta manera, la ciudad rayana comenzará a trabajar en el apadrinamiento de encinas ya existentes en el término municipal y otras que se plantarán próximamente para que cualquier persona de Olivenza, bien residente en ella o que se encuentre fuera de la misma, pueda apadrinar sin coste alguno uno de estos árboles, a su nombre o al de otra persona.

Asimismo, cada padrino o madrina, recibirá su certificado provisional de apadrinamiento con un número de referencia y la geolocalización de su encina.

La conservación de encinas en Extremadura tiene aspectos positivos en el ámbito socioeconómico, gracias a sus múltiples y diversos aprovechamientos agrícolas, ganaderos o forestales, pero también con actividades de turismo rural, agroturismo y otras que constituyen la base de estrategias de un desarrollo rural, social y económico futuro.