Amus alerta sobre el impacto del cambio climático en el buitre

A. ORTIZ

La organización Acción por un Mundo Salvaje (Amus) alerta del impacto que tiene el cambio climático sobre el buitre. Amus lleva años con importantes proyectos de conservación nacionales e internacionales de esta especie. Uno de ellos ha posibilitado la visita de un equipo de especialistas al sur de Marruecos para analizar y marcar a un buitre de Rupell, una de las especies testigo del cambio climático.

Desde Amus recuerdan que a estas aves necrófagas en España les ha afectado en gran medida la crisis generada por las encefalopatías espongiformes, que hacen que todavía en mucho territorio se continúe incinerando las reses muertas. Además, los buitres tienen otras amenazas como los parques eólicos, venenos, tendidos eléctricos, pérdida de hábitat y agentes asociados a la industria farmacéutica.

Así de las cinco especies con distribuciones ibéricas tres de ellas se encuentran con serios problemas de conservación como son el quebrantahuesos, alimoche y milano real, ya que el buitre negro está tímidamente recuperándose y el buitre leonado está en aumento.