Los alumnos del Suárez de Figueroa de Zafra asumen que no estudiarán Griego, pero quieren que no desaparezca

Creen que las prematrículas tempranas condicionan demasiado el futuro de esta asignatura

IRINA CORTÉS

La clase de Latín de primero de Bachillerato del instituto Suárez de Figueroa se reúne para dar clases. Están presentes catorce alumnos de quince. Diez de ellos afirman haber querido cursar Griego este curso y lamentan que el que la asignatura no apareciera en la matrícula ha condicionado su itinerario formativo.

Junto a ellos su profesor de Latín, que también imparte Griego, Jesús Valderrama, y que junto a la plataforma educativa 'Escuela con Clásicos' han puesto de manifiesto que los alumnos no están pudiendo estudiar este curso la materia troncal de opción de Griego en el Bachillerato de Humanidades debido a que el centro la eliminó en el proceso de matriculación. En concreto, se denuncia el incumplimiento de la normativa autonómica que obliga a los centros educativos a ofertar las materias troncales de opción en Bachillerato. Algo que se ha denunciado a la Fiscalía de Menores de Badajoz, con motivo de una presunta ilegalidad del proceso de matrícula. Consideran, además, que no tiene sentido alguno entrar en el debate sobre el número de solicitantes pues «todo un proceso administrativo de matriculación ha quedado corrompido, y con ello totalmente invalidado, debido a la supresión de las materias de Griego I y Griego II en los formularios de matrícula»

Desde el centro explican que en las prematrículas de abril, de más de un centenar de alumnos consultados, solo dos escogieron Griego y por tanto se administran los recursos. Y es que de los 10 alumnos que afirman haber querido dar Griego, el centro tiene constancia, por escrito, de 5 alumnos, dos primero y 3 más en septiembre.

Por su parte, los alumnos consideran que ellos ya no estudiarán Griego en 1º de Bachillerato. Para ellos cualquier solución llega tarde pero quieren que otros alumnos puedan elegir «con libertad» y que las Humanidades no desaparezcan. Algunos querían estudiar Filología pero creen que sin la formación en Griego sería difícil, por lo que se replantean otras carreras.

«Al final tienes la sensación de que juegan con tu futuro», concluyen.

 

Fotos

Vídeos