'El alcalde de Zalamea' ya tiene nueva directora

Olga Estecha. :: m. f./
Olga Estecha. :: m. f.

Olga Estecha, con una avalada trayectoria en teatro, se ha puesto al frente de la representación ilipense

MARÍA FORTUNA ZALAMEA DE LA SERENA.

Enérgica, entusiasta y con firmeza son los tres adjetivos que describen a la perfección a Olga Rodríguez Estecha. Cacereña de nacimiento y donde reside actualmente, será la encargada de dirigir la representación de 'El alcalde de Zalamea'. Un trabajo que encara, según sus palabras, «con ganas e ilusión» y siendo consciente del reto que se le plantea. «Miguel Nieto ha dejado el listón muy alto porque, no solo supo sacar adelante este proyecto, si no que ha conseguido consolidarlo durante 25 años y que el éxito fuera aumentado cada edición», declara.

El culmen, hasta ahora, de esta representación popular en la que participan más de 700 vecinos como actores aficionados, ha llegado con la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional el pasado noviembre, candidatura que llevaban persiguiendo desde el equipo de Gobierno local desde hacía dos años. «Este hecho me otorga un punto más de responsabilidad a la hora de afrontar el proyecto, puesto que pondré todo mi empeño para que continúe a la altura de dicho nombramiento», explica Estecha.

Con una intensa y avalada trayectoria en teatro, pues anota en su currículum más de treinta años de experiencia profesional en este campo, comenta que recibió con gran ilusión la noticia de que había sido la elegida para relevar a Nieto al frente de la obra. «Me sentí muy alagada al recibir la noticia por parte del alcalde de Zalamea, Miguel Ángel Fuentes y del concejal de Cultura, Félix Huertos. Soy consciente de la importancia que tiene esta obra para la localidad, y que hayan pensado en mí para dirigirla es todo un privilegio. Las circunstancias en las que se produce este cambio son tristes al recordar de manera inevitable a Miguel, el cual espero que esté donde esté, se sienta satisfecho por todo lo que ha logrado y conforme con la persona que le ha sustituido».

Una vida de teatro

Licenciada en Bellas Artes y vinculada a las artes escénicas desde su juventud, donde comenzó en Teatro Estable, es actriz y directora. En su carrera destacan la codirección del Motín de Aranjuez, la dirección el Teatro de Alcántara durante 4 años, la batalla de la Albuera, además de actuar en innumerables proyectos. «Estudié la carrera por tener una formación sólida y por consejo de mis padres, pero lo cierto es que siempre he sido una apasionada del teatro y tuve la suerte de poder trabajar en ello desde que terminé de estudiar».

Estecha, que confiesa que nunca ha visto la obra, llegaba ayer a Zalamea en su tercera visita para conocer el espacio en el que se encuadra la representación. «He visto numerosos vídeos de cada edición y no me imaginaba la plaza de la Constitución como es en realidad. Esto significa que la labor de escenificación y attrezzo está muy lograda, además el espacio cuenta con enormes posibilidades. Visité también el castillo de Arribalavilla y la casa de Pedro Crespo y creo que son lugares maravillosos a los que les podemos sacar mucho partido en relación con la obra».

Precisamente en este punto es en el que nos confiesa que ha pensado varios cambios a la hora de dividir las escenas. «Por ahora solo he valorado crear nuevos espacios escénicos, como una casa o un campo en la misma plaza pero de momento está todo en el aire», añade.

Amante del teatro clásico, se declara una enamorada de la cultura. «Cuando he llegado a Zalamea me he quedado impresionada con el enorme potencial histórico y cultural que tiene el municipio. Se me ocurren miles de actividades que poder realizar aquí relacionadas con el teatro pero con matices más culturales. El ocio está cubierto, e igual que se han realizado jornadas sobre Antonio de Nebrija y Calderón de la Barca durante el año, en los días de la representación se pueden planificar actividades de este tipo que relacionen el teatro con estos hitos culturales».

El hecho de ser mujer no le para en absoluto, aunque sí reconoce que en algunos momentos esta condición la ha vivido en sus ámbitos laborales. «Aquí están acostumbrados a la dirección de un hombre. Yo soy mujer y espero que esto no afecte a la hora de liderar el proyecto. Soy defensora acérrima de la igualdad y voy a compartirlo con ellos».

A su vez, también comenta que contará con un ayudante de dirección. «Al trabajar con un gran grupo de actores, más todo lo relacionado con la escenografía, textos y en general la intervención de un pueblo, he considerado oportuno tener una persona a mi lado para una mayor organización».

Aún no conoce a los actores, pero la primera toma de contacto con la localidad no ha podido ir mejor según comenta. Valora de una forma grandiosa el trabajo que ellos realizan cada edición de manera altruista, destacando la generosidad que desprenden con su predisposición por amor a un proyecto cultural que al pueblo entero «Me gustaría reunirme con ellos cuanto antes para empezar a establecer un vínculo y que la adaptación de todos sea llevadera. Soy consciente que ellos veneran la figura de Miguel, igual que yo lo hago, pero ahora toca empezar de nuevo, respetando siempre su legado».

 

Fotos

Vídeos