El alcalde se reúne con el secretario de Seguridad Social para hablar de la silicosis

El alcalde, la teniente alcalde y el secretario general de Seguridad Social  :: CEDIDA/
El alcalde, la teniente alcalde y el secretario general de Seguridad Social :: CEDIDA

Pretenden establecer un marco legal de visualización, prevención y respaldo sanitario a los canteros afectados

MARÍA FORTUNA

El pasado 6 de agosto el alcalde de la localidad, José Ángel Benítez, y la teniente alcalde, Maribel Sánchez, se reunieron con el secretario general de Seguridad Social, Octavio Granado, en el Ministerio de Trabajo, en Madrid. El objetivo principal de este encuentro fue tratar el problema que gira en torno a la silicosis, una enfermedad que afecta a un alto porcentaje de canteros en Quintana.

«Con la crisis hubo un parón en materia sanitaria respecto a este asunto porque los trabajadores se centraron en poder salir de la mala racha económica. Esta reunión ha sido el punto de partida para retomarlo con la mayor premura posible», declaró Benítez. Según el primer edil se expusieron una serie de propuestas en las que solicitaban el respaldo de las instituciones para garantizar el bienestar de los canteros. Esta enfermedad tiene tres grados de gravedad; el tercero cubre la baja total con derecho a pensión y respaldo sanitario, mientras que el segundo contempla la baja de la cantería pero reduce las opciones del trabajador a incorporarse a otro ámbito laboral, «debido a que en Quintana el yacimiento principal de empleo está en las canteras», aclaró el edil. Y por último, el grado uno difiere de los anteriores. «Para los afectados que tienen este grado hay cierto desamparo sanitario, falta información y no tienen derecho a asistencia sanitaria especializada, como en las dos anteriores o pensión. El problema es que muchos trabajadores viendo esto prefieren callarse hasta que la enfermedad avanza y puedan recibir las garantías sanitarias, por eso es de vital importancia analizar este caso», aseveró Benítez.

Por ello, pretenden crear un marco que ampare este problema a través de un documento que se redacte conjuntamente en una mesa donde estén presentes la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Quintana, las canteras, los representantes de la Seguridad Social y la Asociación de Silicosis. «Queremos centrarnos en los objetivos de visualización, prevención, y asistencia de Seguridad Social. Para ello contaremos con la colaboración de Comisiones Obreras y además nos pondremos en contacto con otros municipios en los que esta enfermedad también afecta a sus trabajadores, -apostilló el edil- ya que si nos unimos, podremos realizar una campaña dentro de este marco mucho más potente».

No obstante, Benítez declaró que hasta mayo de 2018 la ley no reconoció la silicosis de las canteras abiertas como tal, sino que solo amparaba la de las minas cerradas. «Fue todo un logro el reconocimiento legislativo porque nos permitió obtener más respaldo institucional y la posibilidad de abordar este tema desde una postura más específica», concluyó el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos