El aeródromo turístico en Helechosa recibe la declaración ambiental favorable

Naves en el aeródromo de Mérida, situado junto al pantano de Proserpina. /HOY
Naves en el aeródromo de Mérida, situado junto al pantano de Proserpina. / HOY

Estará destinado a fines de turismo rural y cinegético y compatible con usos para emergencias

EFE

El Ministerio de Transición Ecológica ha formulado la declaración de impacto ambiental favorable al proyecto de aeródromo privado de El Membrillar, en el término municipal de Helechosa de los Montes, destinado a fines de turismo rural y cinegético.

La Resolución de la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental, de fecha 10 de mayo, ha sido publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Además de dar apoyo a una explotación de turismo rural y cinegético, se podrá emplear para servicios de protección civil y como base operativa para la prevención y lucha contra incendios forestales.

La media estimada por el promotor, Agropecuaria El Membrillar, S.A., es menor de un vuelo diario.

La pista de aterrizaje, que se construirá en dos tongadas de hormigón asfáltico sobre una superficie de 119.317 metros cuadrados, tendrá una longitud de 1.650 metros y una anchura de 23.

Contará con un estacionamiento para aviones de 60 por 30 metros, de base de zahorra natural compactada y dos tongadas de hormigón asfáltico, y una calle de rodaje de 54 metros de longitud y 20 metros de anchura.

Ésta irá perpendicular a la pista y permitirá el acceso al área de estacionamiento de las aeronaves.

La totalidad de la superficie del aeródromo quedará rodeada con una valla metálica cinegética de 1,5 metros de altura y la instalación contará con un camión contra incendios con un mínimo de 2.300 litros de agua y 200 litros de espumógeno, con un flujo de 900 litros por minuto.