El indulto a Vadillo: cuatro años en el limbo

Vadillo en el juicio en 2011./
Vadillo en el juicio en 2011.

Un lustro después de la condena por amenazas, el alcalde de Alburquerque sigue sin saber si irá o no a la cárcel

J. LÓPEZ-LAGO

El Juzgado de lo Penal número uno de Badajoz no pedirá la ejecución de la sentencia que podría llevar a la cárcel al alcalde de Alburquerque, Ángel Vadillo, hasta que el Consejo de Ministros no se pronuncie sobre su petición de indulto, una medida de gracia que solicitó hace más de cuatro años y medio y sobre la que aún no hay respuesta.

más información

En España los indultos los concede el Rey a petición del ministro de Justicia tras resolución del Consejo de Ministros, y según el Ministerio de Justicia, «los procedimientos a los que dé lugar el ejercicio del derecho de gracia habrán de ser resueltos en el plazo máximo de un año, pudiendo entenderse desestimadas las solicitudes cuando no haya recaído resolución expresa en el indicado plazo».

El tiempo ha ido pasando y ni la víctima ni su abogado han solicitado la ejecución de la sentencia. Se puede decir que el proceso judicial del alcalde de Alburquerque está más cerca del limbo de la Justicia que de resolverse en un sentido u otro.

Juzgado en 2011

El juicio fue en noviembre de 2011. En marzo de 2012 Vadillo fue condenado por el Juzgado de lo Penal número uno de Badajoz a dos años de cárcel por amenazas y obstrucción a la justicia. El regidor recurrió y pidió la absolución, el fiscal reclamó una pena más alta. Al final, la Audiencia Provincial aumentó la pena a dos años y medio de cárcel (por lo que tendría que ingresar en prisión al superar los dos años), una multa de 6.750 euros y el pago de una indemnización de 12.000 euros a la víctima que había sido objeto de sus amenazas. Se produjeron durante un mensaje navideño de 2010 en la televisión y radio locales, cuando Vadillo se refirió a una vecina que había recurrido contra la construcción de una vivienda que le quitaba la vista a la suya y que, a su juicio, incumplía la normativa urbanística del pueblo.

Más de cinco años después de la primera condena Vadillo no ha entrado en la cárcel. Según indican en el Juzgado de lo Penal número uno de Badajoz, «la ejecución (de la sentencia) está suspendida mientras se resuelve el indulto que el condenado tiene solicitado».

Hay que recordar que tras conocerse la condena del 3 de septiembre de 2012 por parte de la Audiencia, y que era firme, a finales de octubre de ese año el juzgado de lo penal inició los trámites para que se ejecutara la sentencia. Sin embargo, en noviembre Vadillo realizó una petición de amparo al Tribunal Constitucional.

Un mes después el Juzgado de lo Penal número 1 de Badajoz decidió suspender el ingreso en prisión del alcalde de Alburquerque hasta conocer si el Consejo de Ministros aprobaba o rechazaba la petición de indulto. La juez se basó en que el condenado no es una persona peligrosa y no existe riesgo de fuga.

Entonces se barajaba un plazo de varios meses para conocerse el pronunciamiento del Consejo de Ministros. A finales de 2017 se cumplirán cinco años desde aquella solicitud de amparo.

Otra circunstancia ha sido que en septiembre de 2013 la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Badajoz y la juez que condenó a Vadillo informaron a favor del indulto que el alcalde de Alburquerque había solicitado. Además, el expediente de solicitud de indulto tuvo fallos en su tramitación.

El Consejo de Ministros sigue sin pronunciarse sobre esta medida de gracia y ello le ha permitido no tener que hacer frente a la inhabilitación que también recoge la sentencia, por lo que pudo presentarse como candidato a las siguientes elecciones municipales, que ganó con holgada mayoría con su propio partido (Orpo-Organización del Pueblo Obrero), ya que el PSOE lo expulsó de sus filas.

En España cada vez se conceden menos indultos. Según la estadística que realiza la fundación ciudadana Civio, en 2015 se concedieron 75 indultos, cuando en los años anteriores hubo 87 (2014), 204 (2013) y 534 (2012). «La media del periodo 1996-2015 es de casi un indulto y medio al día (1,44). Si analizamos solo 2015, esa media fue de un indulto y medio (1,44, misma cifra) a la semana», indican desde Civio.