Más de cinco mil personas se dan cita en las fiestas de Los Bartolos y La Diabla

Las fuerzas del bien derrotan a la gran Diabla/
Las fuerzas del bien derrotan a la gran Diabla

Pretende ser declarada de Interés Turístico Regional y para su desarrollo ha sido necesaria la participación de unos 500 vecinos

FERNANDO NEGRETE GARCÍA

Éxito de organización y de presencia de público el obtenido por la Fiesta de La Diabla 2014, en XII edición preparada por la Universidad Popular de Valverde de Leganés, que ha pretendido apuntarse tantos para ser declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.

La celebración tuvo como festejo previo la Fiesta de Los Bartolos, este año dedicada a la Edad Media. Dieciséis peñas de amigos y asociaciones montaron sus puestos donde invitaron con aperitivos y bebidas a los visitantes y exhibieron sus muñecos, que fueron valorados por La Diabla y de los que tan solo uno se salvó de ser quemado en la gran hoguera. Esta fiesta volvió a dejar pequeña la Plaza y pide con urgencia ampliar el espacio donde se realiza.

La organización de La Diabla 2014 ha elevado considerablemente el nivel de la puesta en escena del espectáculo. Rutas de tapas por la mañana y cócteles por la noche. El tradicional Mercado Mágico se cambió de sitio y se instaló entre la plaza de Antonio Asensio, donde también se colocaron las Peñas y Asociaciones de Bartolos. Se montó una exposición callejera con los Bartolos ganadores de los años anteriores y con fotografías de otras ediciones de La Diabla, y otra con elementos de torturas. El capítulo de decorados también ha sido muy valorado: maquetas, telas negras y antorchas en calles y balcones, y velas y manteles negros para las terrazas de los bares.

El montaje

Con todo preparado, miles de valverdeños, visitantes y paisanos venidos de otros puntos de España, presenciaron el espectáculo que se inició en las traseras de la iglesia. El descuido del Patrón San Bartolomé propicia la fuga de la Diabla que ayudada por un numeroso séquito de demonios y malignas, abandona la torre de la iglesia para recorrer calles y plazas sumidas en la oscuridad, asustando a propios y extraños, y especialmente a los más pequeños. Durante el recorrido, la comitiva va destruyendo con fuego los elementos disuasorios, productos de la tierra, cruces de Caravaca, velones y luminarias, etc. En la zona de los Altares de Los Bartolos, la Gran Diabla eligió a dos que se disputaron la salvación en el espectáculo final.

Este año la comitiva terminaba en la plaza de toros. Allí, ante un graderío totalmente lleno con más de 1.200 personas, tuvo lugar la Batalla Final. El Grupo de Coros y Danzas, los tambores y fuego de Sanduka y el Grupo de Sevillanas y Flamenco enriquecieron el espectáculo. La Gran Diabla se decidió por el bartolo 'Draco' de la peña 'Los Taxulos', que revalido el éxito del año pasado. Por último hicieron entrada en la plaza las Fuerzas del Bien, destacando en la oscuridad por sus luminosos colores blancos, mientras los fuegos artificiales acompañaban todo el espectáculo. La Gran Diabla rodeada de sus protectores lucha contra las Fuerzas del Bien, que salen victoriosas ante los aplausos y el reconocimiento de los espectadores. La Diabla fue encadenada y encerrada bajo la vigilancia de San Bartolomé. Tras la Batalla Final, de nuevo la gran comitiva integrada por todos los participantes, realizaron un nuevo pasacalles para llevar a 'Draco' al trono de ganador y terminar en la zona de la Cascada, donde ardieron los demás Bartolos. Después fiesta musical con dj y degustaciones en las casetas de las peñas.

El montaje ha contado con la intervención de doscientos figurantes que junto a los peñistas de los Bartolos, maquilladores, imagen y sonido, etc., han elevado la cantidad a más de quinientos participantes y colaboradores. También hay que señalar el apoyo de Protección Civil, Policía Local y Centro Especial de Empleo que han controlado la presencia y los efectos de más de cinco mil personas en los dos festejos.