El pregón de Miguel Ángel Regatero, cargado de sentimiento cofrade y emoción

Miguel Ángel Regatero. /
Miguel Ángel Regatero.

JOSÉ VÍCTOR PAVÓN

El capataz y costalero zafrense Miguel Ángel Regatero Bote efectuó un pregón de la Semana Santa de Zafra cargado de fe, sentimiento cofrade, vivencias y emoción. Hizo un recorrido por las diferentes cofradías y señaló sus vivencias como cofrade, capataz y costalero. Apunto que «Zafra necesita ahora, más que nunca, de sus hermandades, de su caridad, de su humanidad, de su compromiso cristiano para ayudar a los más necesitados en estos momentos». Resaltó, además, la evolución de la Semana Santa de Zafra en los últimos 20 años y se despidió como capataz y costalero por motivos familiares y laborales, agradeciendo el apoyo de todos y en especial de sus padres.

Regatero, que durante su vida cofrade ha tenido la suerte de vivir la Semana Santa desde diferentes puntos de vista: nazareno, desde una junta, montando pasos, vistiendo vírgenes, viendo hermandades en la calle, puede destacar algo de cada una de ellas que te marca para siempre, aunque dijo que «lo que más le llena, le apasiona y lo vive de forma especial es el mundo del costalero».

La iglesia, llena

El pregón estuvo presentado por Francisco Javier García Apolo y el presentador del pregonero fue Óscar Contioso Domínguez. Asistieron además las autoridades civiles y religiosas, integrantes de la Junta Superior de Cofradías, hermanos mayores, cofrades, costaleros y ciudadanos en general que llenaban la iglesia del Rosario.

La Junta Superior de Cofradías de Zafra aprovechó el acto para entregar un pergamino al pregonero y reconocer la labor y esfuerzo desarrollado por Concepción Mesa y Fernando Domínguez Vaca en la Semana Santa de Zafra con la entrega de un pergamino conmemorativo. Además, se les entregó la medalla a los nuevos miembros de la Junta Superior de Cofradías.