Cinco osos y dos chimpancés siguen en el zoo de Almendralejo, cerrado hace un año

La asociación Proyecto Gran Simio asegura que su dueño se ha puesto en contacto con ellos para buscarles un lugar adecuado

PAZ SÁNCHEZ PINTORALMENDRALEJO
Los chimpancés tienen yagas y las manos agrietadas. / CEDIDA/
Los chimpancés tienen yagas y las manos agrietadas. / CEDIDA

La asociación alicantina Proyecto Gran Simio confirmó ayer a este periódico que quien fuera dueño del zoo de Almendralejo, José Luis Rodríguez Rosa, se ha puesto en contacto con ellos para buscar un lugar adecuado a dos chimpancés y cinco osos pardos que aún viven en el recinto de la Nacional 630, dirección Mérida.

El núcleo, único en la región, fue clausurado por la Junta de Extremadura en julio del 2006 tras las constantes denuncias de los Ecologistas por las malas condiciones que reunía para los animales. Rodríguez Rosas disponía de 30 días para reubicar a todos los animales en instalaciones autorizadas, por lo que según esta resolución, hace más de un año que no debería haber ningún animal en el zoo almendralejense.

El secretario general de Gran Simio, Paco Cuéllar, cuenta que los dos chimpancés y los cinco osos pardos no se encuentran en las mejores condiciones. «Están mal, no están en el sitio adecuado. Están agresivos por estar en una jaula encerrados, con suelo de cemento, tienen yagas y las manos secas».

José Luis Rodríguez llamó a esta asociación para pedir ayuda pero «el centro de Madrid está saturado y no podemos acogerlos. Queremos encontrar algún zoo que quiera colaborar», afirmó el secretario general de Proyecto Simio.

La asociación no ve bien que haya sido la Junta de Extremadura quien haya cerrado el núcleo zoológico y no dé ninguna solución para reubicar a los animales. «Nuestra lucha es en contra de la Administración por no cumplir sus obligaciones».

Ecologistas en Acción, otro colectivo ecologista, les acusa de «oscurantismo» por no aclarar las circunstancias y negarse, según ellos, a facilitarles información.

«Es el propietario quien los está alimentando y manteniendo de su propio dinero». Así lo afirmó su abogado, Ricardo Suárez Bárcena, con quien este periódico habló tras ser imposible contactar con el dueño. Éste dijo que le ha escrito a la Junta pidiendo ayuda y «nos han contestado nada».

Ecologistas en Acción pidió ayer que se aclare la situación y que se hagan «públicas las sanciones que se han impuesto a esta empresa». En un comunicado hicieron constar que hace dos días «miembros de Ecologistas en Acción de Extremadura pudieron comprobar que aún permanecen en el zoo especies de ovino salvajes propios de otras latitudes, a los que uno de los trabajadores sacó a pastar en la parcela situada al lado». Según este testimonio, en el centro habría más animales, además de los osos pardos y los chimpancés.

Respuesta

La Junta respondió a la asociación ecologista ayer señalando que la Consejería de Agricultura ha abierto este año dos expedientes sancionadores contra el propietario del zoológico de Almendralejo, tras detectar que no ha solucionado las numerosas deficiencias que presenta el parque, mientras continúa con el proceso de reubicación de los animales.

En una nota recuerda que la competencia de reubicar los animales recae exclusivamente en el propietario del zoológico y que la función de la Administración se limita a retirar la autorización de núcleo zoológico y velar por la sanidad animal de los animales, «como así ha hecho», recalca.

Fotos

Vídeos